20 octubre, 2017

Diario de una ruta. Primera parada: barrio de Aldea Moret.



¡Qué noche más mágica la de ayer! El inicio de las giras, suele ser especial. Por primera vez, será posible comprobar cómo reciben las personas el trabajo que se ha preparado con mucha dedicación y cariño. Esa primera –e irrepetible experiencia inicial- ayudará a cada integrante del equipo a evaluar su trabajo posterior siempre que sea preciso.




Si ese arranque de gira siempre es especial, cuando sucede en el barrio en el que están tus raíces: sencillamente, todo es bello –ayer, incluso, tuvimos el placer de que la lluvia nos acompañase-. 
Aldea Moret, el barrio de las minas, le regaló la modernidad a Cáceres. El ferrocarril llegó gracias a la generosidad de la tierra, gracias a Aldea Moret. Un día, la mina se esfumó. En la actualidad, en el barrio de Aldea Moret se concentra la mayor tasa de paro de la ciudad. En Aldea Moret, están las señales de este apasionante relato que ya hemos comenzado a escribir y a reescribir. Pero hay que aprender a mirar para poder interpretar las señales…



Todo pasa y todo queda: que el estribillo de nuestra canción jamás haga alusión a la Montaña mágica que un día tuvimos y que el Oro -del becerro-, nos la arrebató.
Porque tenemos futuro, ya lo creo: ¿te animas a participar desde abajo?



No hay comentarios: