14 febrero, 2017

Hijos de Kioto



Hoy, al regresar a casa, me he encontrado en el buzón un maravilloso regalo: Hijos de Kioto, de Ana Baliñas. Un tesoro editado por La Galbana, Pequeña Editorial. Una edición magnífica al cuidado de José Camello Manzano….Y tenía que llegar a casa hoy: cuando celebrar es vida. Gracias de corazón.

El texto que sigue a continuación, ha sido extraído del libro de ANA BALIÑAS (2016) “Hijos de Kioto”. Herreruela, Cáceres. La Galbana, Pequeña Editorial:

FEBRERO

Hoy
el agua se despeña por caminos labrados
en tiempos ignotos
que durante muchos decenios habían resultado inexplicables.
Las torrenteras, los chorros
han cambiado el mensaje del paisaje,
pero éste tampoco es, como el del larguísimo estiaje,
comprensible para nosotros.
Lo único que se sabe
es que hoy han renacido arroyos acallados.
No hay más sentido aquí que este lenguaje
del impetuoso líquido congregando sus fuerzas
donde antes hubo su ausencia.
Ni palabras, ni letras, ni frases.
Sólo lenguas terrosas, palos removidos
y esa enorme margarita con dos flecos de pétalos
como una pequeña dalia
extraña y diferente a sus magras hermanas
en la orilla del cauce.