14 octubre, 2016

El Sándwich de Mariana

El Sándwich de Mariana, desde mi punto de vista, ofrece otra forma de acercarse a la problemática de la violencia -en concreto, a la problemática del acoso escolar-. El cortometraje, entre otras muchas cosas, se hace eco del potencial que todas las personas tenemos para, en nuestra relación con los demás, ofrecer lo mejor que poseemos: la escucha activa, la comprensión, el amor...el perdón. Parece obvio, pero yo pregunto: si continuamos sembrando odio y aislamiento allí donde nunca se sembraron identidades positivas, ¿debería sorprendernos que existan problemas sociales que, lejos de que se vayan atenuando, continúen creciendo todavía con mayor virulencia?
La luz, podría estar -una vez más- en los niños, en Mariana. 


No hay comentarios: