20 abril, 2016

Johnny Guitar y el efecto pigmalión.


En la película, los chicos acaban atracando el banco. Ese, en apariencia, sería el inicio de toda una cadena de desastres. Pobre niño, pobre Turkey: morirá en la horca -sin haber tenido juicio alguno, aunque de haberlo tenido, probablemente hubiese corrido la misma mala suerte-. Sus otros compañeros también morirán.
Algunas personas, después de ver la película, pensarán que los chicos han muerto como consecuencia de haber atracado el banco. Lógicamente, estas personas, son las que, a lo mejor, no logran comprender cómo nuestra creencia sobre otra persona puede llegar a influir decisivamente en el rendimiento de la misma (efecto pigmalión o profecía autocumplida). Pero la ignorancia, por ejemplo, no exime de responsabilidad. Especialmente, cuando ocupamos puestos relevantes -y decisivos-: en casa, en el Instituto, en el hogar de acogida...en nuestras calles. Entendiendo siempre que desempeñamos una función relevante porque nuestra finalidad, así lo es: personas adultas, potencialmente significativas, que generan identidades positivas y sociabilidad. Si nuestra finalidad es contraria a la que acabo de decir: nada habría de relevante en nuestra función. 
Lo más cómodo -y lo más sencillo-, es pensar que nada tenemos que ver con unos “bandidos” a los que les sobra la violencia de su padre -pero no su padre, que es radicalmente distinto-, unos "bandidos" que son expulsados de las clases -porque las reglas fueron más bien ideadas pensando en las personas aventajadas del sistema-, unos "bandidos" que callejean todo el día -a veces, muchas, callejean sin rumbo porque no les aceptamos en ninguna parte-.
Johnny Guitar es una película de rabiosa actualidad. Debido a lo que encierra la película, debería ser considerada una excelente herramienta educativa al servicio de todas las personas, pero en especial, de aquellas personas que  estemos dispuestas a tumbar nuestros prejuicios y creencias.

El texto que sigue ha sido extraído de la película de Nicholas Ray (1954) “Johnny Guitar”. EE.UU.

- Bart: ¿Por qué nosotros? ¿Por qué van siempre a por nosotros?

- Turkey: Que busquen a quien asaltó la diligencia.

- Dancin`Kid: Habrá unas 100 bandas ocultas en México.

- Bart: Dan el golpe y nos culpan a nosotros. Esta vez no sólo nos culpan.

- Dancin`Kid: Mclvers nos da 24 horas para irnos, por si lo habías olvidado.

- Turkey: La mina de oro se ha agotado. Tampoco era ya gran cosa. No haríamos mal en irnos.

- Bart: ¿Qué dices, Corey?

- Corey: Kid dirá qué debemos hacer.

- Bart: Le pregunto su opinión, Sr. Corey.

- Corey: Repito...que Kid es quien manda, Sr. Lonergan.

- Bart: Me parece que está pendiente de otras cosas.

- Dancin`Kid: ¿A qué te refieres?

- Bart: Vienna. Aún te sigue gustando. Eso es lo que nos retiene.

- Dancin`Kid: Si quieres irte, adelante.

- Bart: Si te quedas, habrá pelea. Mclvers habla en serio.

- Dancin`Kid: Parece que ya no te interesa pelear, Bart.

- Bart: Depende del motivo de la pelea. Siéntate. Ninguna mujer vale tanto.

- Dancin`Kid: ¿Eso crees?

- Bart: He conocido a muchas. Todas son iguales. No valen la pena.

- Dancin`Kid: Puede que tengas razón, Bart. El polvo y la arena perjudican los pulmones de Corey. ¿Quieres volver a casa conmigo, Corey?

- Corey: ¿De dónde eres?

- Dancin`Kid: De Nueva York.

- Bart: ¿De Nueva York? Ahí huele mucho a pescado.

- Dancin´Kid: De donde tú vienes no huele...tanto a pescado.

- Turkey: Decidamos ya. A algún sitio tenemos que ir.

- Dancin`Kid: Yo sé a dónde ir. Lo acabo de decidir. Iremos a California.

- Corey: Los caballos no aguantarán.

- Dancin`Kid: Compraremos otros por el camino.

- Bart: ¿Has dicho comprar?

- Dancin`Kid: Sí. Sólo los idiotas roban caballos.

- Bart: ¿Y con qué compraremos esos caballos nuevos?

- Dancin`Kid: Con oro, Sr. Lonergan, con oro.

- Corey: No tenemos oro. Apenas tenemos plata para las fundas dentales de Bart.

- Dancin`Kid: Si nos quedamos por aquí, terminaremos en la horca. No soportaría huir por algo que no hemos hecho. Hagamos algo por lo que nos puedan colgar. Eso es justo, ¿no?

- Turkey: A mí me parece justo.




No hay comentarios: