29 mayo, 2015

Manifiesto personal contra el sistema.


¡¡¡Extra, extra!!!! ¡¡¡¡Nuevo libro de Enrique Martínez Reguera!!!! "Manifiesto personal contra el sistema".

22 mayo, 2015

Comunidad educativa.



 Ocurrió ayer en un colegio de la ciudad...
 Un amigo, hoy, me ha escrito: "qué iniciativa más interesante. Ojalá siga siendo plural y las discrepancias no reduzcan al grupo a otro más de superalternativos, cerradito sobre sí y encantado de conocerse".
Continuar generando espacios plurales en los que podamos reflexionar acerca de lo que nos está pasando: mi principal motivación.

21 mayo, 2015

Poder y más.

 Johnny Mac Mathis Junior, lo único interesante que veo en el poder al que aspira la política de partido es: satisfacer las necesidades fisiológicas básicas de la mayor cantidad posible de personas. No me identifico con ningún tipo de inmovilismo -tampoco el que proviene de una forma de sentir lo libertario-. Por lo demás, me identifico plenamente con lo que propones.

Pensar en lo que no pensamos...no parece una filosofía al alcance de todos -al menos a mi alcance-. Hay otras filosofías más cercanas -para mi-. Mientras unos piensan en diseñar una nueva izquierda que responda a los problemas mundiales, otras personas actúan -desde lo local- generando sociabilidad y por lo tanto: respondiendo y solucionando numerosas necesidades de las personas.

Por otro lado, experiencias locales imaginan y superan -en la realidad- al capitalismo. Así, mientras una mayoría se siente cómoda en el individualismo, otras comparten y generan redes: desde una cultura alternativa a la estatal hasta cubrir las necesidades fisiológicas más básicas. Y eso no es concebir un mundo distinto: sencillamente es vivirlo.

No sé qué ocurre cuando alguien muere. Más o menos puedo imaginar lo que ocurre cuando alguien vive: tener la necesidad de satisfacer unas necesidades básicas (alimentación, cobijo, seguridad, protección...); cuando esas necesidades están cubiertas, acceder a otras igualmente de importante: una educación que nos haga libres y no autómatas...es un error lo de izquierda/derecha porque el hambre es una necesidad fisiológica y no una ideología política y menos aún un dogma. Lo mismo que la educación que pretenda contar con personas libres y responsables -en este caso nada tiene que ver con la derecha o la izquierda-: sí tiene que ver con la voluntad de no querer colonizar al personal. El Estado mientras exista ha de obligarse a reducir su presencia en casi todo. Yo necesito sociabilidad y luego que cada cual elija la sociedad en la que quiera vivir. Un mundo donde quepan muchos mundos -esencia que representan las iniciativas locales-. Ni izquierda ni derecha, ni capitalismo ni socialismo o comunismo....vivimos una vez aquí y creo que el tránsito es más ameno cuando estamos satisfechos como personas.


17 mayo, 2015

Una meta: ser feliz.


Respecto a la actividad del jueves 21, un amigo me cuenta lo siguiente: 

“Me lo apunto y nos vemos. Qué bien que por fin nos ocupemos de éste tema. Y qué bien que sea en plena campaña electoral. NINGÚN PARTIDO, NINGUNA AGRUP. ELECTORAL DICE NADA. Llevamos tanto tiempo a la defensiva que, más allá de la defensa de lo público, hemos guardado en el sótano las mejores ideas y argumentos. Un placer amigo!!”.

¿Son malos los deberes?


En Francia está teniendo lugar una huelga de deberes escolares, ha sido convocada por la mayor asociación de padres y madres. Denuncian que los deberes crean desigualdades entre los niños que tienen ayuda y los que no”.
El debate es bastante complejo. Las consecuencias, múltiples. Por un lado, que el sistema educativo esté pensado para las clases medias y altas, no es garantía de que sea un sistema de calidad -los deberes y los exámenes en etapas tempranas de la infancia sería la punta del iceberg-. Por lo tanto, estas clases medias y altas -sus niños- padecen las consecuencias de un sistema educativo obsoleto. Ahora bien, ¿qué ocurre con la infancia marginada? Si dentro de la misma clase media los deberes crean desigualdades entre estos niños -progenitores que están todo el día trabajando y no pueden ocuparse de los deberes de sus hijos...-: ¿qué desigualdades no habremos creado ya entre la clase marginada o qué desigualdades están por llegar para sacarle todo el jugo a la infancia marginada?

15 mayo, 2015

Robinson.


Michael Robinson era un niño. Ese día su equipo ganó por goleada. La mayoría de los goles los marcó él. Cuando finalizó el partido el abuelo felicitó al niño. Su padre reprochó al abuelo del chiquillo, ya que, entendía que había sido un cobarde en el terreno de juego. Robinson explica que hubo un balón del que pudo haber participado. Decidió dejar pasar el balón porque la pierna de otro jugador hubiese impactado contra su cabeza -instinto de supervivencia puro y duro-.
Robinson habló muy bien de su padre pero no dudó en hacer visible la rigidez victoriana del mismo. En la entrevista que le hicieron anoche, el Robinson –ya hombre- fue muy respetuoso y muy sensato. Puso el ejemplo de algún futbolista actual que ha hecho carrera teniendo en casa a unos padres más respetuosos con las necesidades reales de la infancia -y, por supuesto, no pasando por alto el reforzar a un chiquillo que había marcado un montón de goles-.
Me encanta el fútbol, especialmente cuando es un pretexto para hablar de otras cuestiones.

13 mayo, 2015

El niño y la escuela. Una meta: ser feliz.

Continuar generando espacios en los que podamos reflexionar acerca de lo que nos está pasando: mi principal motivación.

11 mayo, 2015

Haciendo comunidad...

"Estaría bien que la gente conociese esta loca iniciativa y que esto ayudara a llenar las calles y los parques de locos por el ajedrez. Ya estamos en marcha!!!"

Rekarte.

Amigo Julio, gracias por tu reflexión:
"Increíble la entrevista a Rekarte. La violencia debe ser tratada, puesta sobre la mesa, Jordi Évole la pone sobre la mesa, la hace visible para entenderla, para tratarla... iniciativas como la de Nelson Mandela con la "Comisión para la verdad y la reconciliación", o Sebastian Marroquin con su documental "Pecados de mi padre" donde se acerca a las victimas del narcotráfico... son las soluciones más lógicas y sensatas para curar heridas, conflictos y guerras.
Sobre-valoramos la pedagogía del castigo, y menos-valoramos la del encuentro.

10 mayo, 2015

Fin de fiesta.


A propósito de Rekarte.

Es terrible que una persona sectaria asesine. Igual de terrible es que otra persona -también sectaria- bajo el amparo del Estado torture y asesine al que asesinó. Lo extraordinario es la plasticidad del ser humano: esa cualidad que nos permite abandonar el rebaño y situar a la altura del betún, los dogmas, verdades absolutas y discursos dominantes.

La música...


09 mayo, 2015

La violencia por Julio Rubio.


“Estos chicos antes de ser violentos han sido violentados” Así decía el Padre Toño de los muchachos pandilleros de El Salvador.
La violencia no es el problema, es el síntoma del problema.
Desde los 8 años la Jenny llegaba muy agresiva al cole. No paraba de pelearse con todo el mundo, de contestar, de pegar, de romper… Los profes desesperados la castigaban, y la decían lo mala y peligrosa que era. Los psicólogos dieron sus diagnósticos; “hiperactividad”, “baja tolerancia a la frustración”, “trastorno negativista desafiante”, “trastorno antisocial de la personalidad”, “falta de límites”… A los 12 la expulsaron del instituto, nadie la quería en sus aulas. Ningún profesor quiere un “problema” en sus clases, y eso era ella; “un problema”. A los 13 la denunciaron a la policía (los propios profesores), y se la llevaban detenida de su centro “educativo” como a una delincuente. Y su violencia, su rabia y su odio se alimentaban y nutrían de la violencia, rabia y odio de ellos. En una espiral de castigo por violencia y violencia por castigo.
Profesorado y alumna en una autentica guerra. Mientras, en las pizarras les hablan de “educación para la paz” ¡¡que macabra y retorcida es la ironía de la escuela!!
Todos la denominaban “antisocial”; psicólogos, profes, trabajadores sociales… porque se estaban centrando en su violencia, y no en el problema que la hacía ser violenta (he aquí el matiz). Por ello, nadie se dio cuenta que la Jenny estaba siendo violada desde los 8 añitos por un familiar.
Su violencia no era traducida como; “por favor que alguien me ayude, estoy desesperada, esta situación me desborda”, sino como; “soy mala, perversa, abusona, acosadora…”
Debemos ver la violencia no como el problema en sí, sino como el indicador de un problema más profundo. La violencia es una forma de comunicación (sobretodo en los niños), nos manda señales, pistas… de que algo va mal.
Al problema de los abusos sexuales de la Jenny, se le sumó el problema de la escuela, del psicólogo, de la policía, de las expulsiones, de las denuncias… todos querían ser parte de la solución, sin darse cuenta que eran ya parte del problema.
Pues como dice Enrique Martínez Reguera; “en una relación problemática de dos, tú eres la mitad del problema”.

07 mayo, 2015

Lo que los deberes han conseguido.


El 12 de abril llega a nuestras manos el artículo Lo que los deberes han conseguido. En ese artículo, entre otras cosas, se afirma lo siguiente: "Por lo tanto, los niños deberían pasar más tiempo con sus familias, jugar con otros niños (a ser posible en la calle) y practicar deporte, todos los días; aprender a tocar un instrumento musical, practicar una lengua extranjera y jugar al ajedrez, varios días a la semana. Y, sobre todo: leer, leer, leer, leer, leer… Sólo se debería mandar de deberes, en Primaria, leer todos los días el libro que ellos elijan”. 

Varias personas nos identificamos con el contenido de ese artículo o con parte del mismo. Ese mismo día, decidimos crear un grupo de WhatsApp. Es 12 de abril y somos cuatro personas. Hoy, 7 de mayo, el grupo lo formamos 14 personas a las que nos une una inquietud: ¿la educación que reciben nuestros hijos o la infancia, en general, es una educación integral y plena? ¿Qué están consiguiendo los deberes o los exámenes en las edades más tempranas? El WhatsApp es un medio y no es un fin. De esta manera, se suceden algunas conversaciones -breves pero cruciales- entre padres y amigos mientras esperamos a que nuestros hijos salgan del cole.
Desde el primer día queremos compartir con el resto de familias, de amistades y, en definitiva, con la comunidad educativa, nuestra inquietud. Por esta razón, nos parece importante y necesario crear un espacio en el que poder reflexionar y debatir. Imaginamos una charla-coloquio lanzada desde la AMPA. Alguien pregunta si conocemos a un psicopedagogo que pueda introducir la charla-debate. Una compañera, responde que sí; otra persona se encarga de hablar con la directiva de la AMPA; otra de ir diseñando un cartel; varias personas van aportando documentación e ilusión; otras tantas personas van animando a más personas a que reflexionen acerca de lo que nos inquieta; alguien propone una fecha -el 21 de mayo- y el resto decimos que sí. Y ese sí es un sí a dotar de contenido lo que se muestra en la imagen que acompaña a estas palabras. Es un sí que muy pronto daremos a conocer en forma de invitación...