26 febrero, 2015

I Congreso Educación Social Cáceres. Primera sesión Club de lectura.



  • Introducción a la actividad en el marco del congreso, distribución de material, organizadores , colaboradores, programación, objetivos y metodología. 
  • Presentación de las y los participantes y sus motivaciones. Dinámica de la nevera sobre expectativas.
  • Breve presentación del libro y el autor:
  • Apuntes biográficos.
  • Circunstancias sociales, culturales y políticas de la acción.
  • Lugares, personajes donde se mueven los protagonistas.
  • Apuntes literarios: estructura, narrador, tema principal, temas secundarios, estilo…
  • Lectura compartida del primer fragmento de la obra.
  • Leemos en voz alta un fragmento entre varios participantes, anotando lo que nos llama la atención.
  • Para la lectura recurrimos a los materiales complementarios.
  • Rueda de conversación en el que cada participante expone lo que le sugerido el texto, y lo que más le ha llamado la atención.
  • Consensuamos propuestas de lectura para la siguiente, hacemos un poco de coevaluación de la sesión. Y nos despedimos para la siguiente con el tema “Pasión y fuego” de los raperos Mentenguerra y Noglobal.

23 febrero, 2015

I Congreso Educación Social Cáceres: Club de lectura.


Sentir y pensar de manera diferente. Compartir su lucha. Son pasos fundamentales para abrir una brecha -aunque sea pequeña- en este muro de hormigón proyectado hasta el infinito que es la hegemonía cultural dominante. Podremos sentir de manera diferente, si accedemos a otras maneras de sentir. Podremos pensar de manera diferente, si accedemos a otras maneras de pensar la vida, de vivir la vida. 

El próximo sábado, a las 12 horas, en la librería-café PSICOPOMPO (Plaza Marrón), podemos comenzar. Julio Rubio, una vez más, viene a compartir sus experiencias. Acércate y contribuye a hacer que la brecha en la hegemonía dominante, cada día, sea más grande.

22 febrero, 2015

I Congreso Educación Social Cáceres: Club de lectura.

La lectura también ha de ser un bien común. Ha de ser así cuando, al modelo consumista del lector individual, oponemos un modelo de lectura plural, democrática y comunitaria. Dentro de este último modelo de lectura como bien común, el club de lectura sería una herramienta educativa para el cambio social.


Tiempos mejores.


Sí, hubo tiempos pasados que fueron mejores. Y sí, yo era de los malos con la pelota -pero siempre me sentí querido en la pandilla, en la calle-. Hemos perdido y mucho -ya lo creo-. Las oenegés todavía no se habían cargado el tejido social...en mi barrio era conocido allí donde fuese: en el comercio de la esquina todos sabían que era el de la Maruqui y me llevaba la compra sin pagar -ventaja de cuando la gente se conoce y se tiene estima-. También era, en mis calles, el de mi querida abuela, la Juana Antonia y me preguntaban cómo estaba. Y estaba la señora Juana que, antes de ir al comercio, pasaba por la casa de sus vecinas más mayores con el fin de recoger sus encargos. La Juana no tenía teléfono y mi querida abuela permitía que la primera diese su número a los suyos para recibir llamadas... Eso era tejido social en estado puro. Y yo, que era de los malos, jugaba también a fútbol y cuando algún chico se caía o se peleaba, contábamos con nuestras sensatas madres: a ninguna se le ocurría salir corriendo a denunciar al juzgado. El problema se revolvía en la comunidad, sin intrusos. Además, en el barrio todas las personas parece que entendían lo que sabiamente afirma Reguera: la vida es riesgo. De esta manera, es natural que un chico se lastime jugando o en una pelea. Así, cuando un niño se caía en el colegio y se hacía un esguince en la muñeca -como fue mi caso- mi madre se apenaba un poco y me ponía en manos del médico pero no se le ocurría reprochar al maestro. Igual que ahora, vamos: hay vecinos que corren al juzgado en busca del oro del becerro. Rescatemos lo mejor que nos queda en nuestras personas y en nuestros barrios e identifiquemos al enemigo común: este sistema que arrasa con todo -incluidas las personas-.



LAS 20 REGLAS DEL FÚTBOL CALLEJERO
1.- El gordo siempre es el portero.
2.- El partido acaba cuando todos están cansados.
3.- Aunque el partido vaya 20-0 se decide por “el que meta, gana”.
4.- No hay árbitro.
5.- Sólo se pita falta si es muy muy clara o alguien sale llorando.
6.- No existe el fuera de juego.
7.- Si el dueño del balón se enfada, se acaba el partido.
8.- Los dos mejores no pueden estar en el mismo equipo y son los que eligen quien juega en el mismo.
9.- Si eres el ultimo en ser elegido, es una gran humillación.
10.- En las faltas directas la barrera siempre estará bastante cerca del balón.
11.- Se detiene el partido cuando pasa una persona mayor o una madre con carrito de bebé.
12.- Son enemigos para siempre los jugadores del barrio más cercano.
13.- Los que no tienen ni idea de jugar se quedan de suplentes, o como mucho, de defensas.
14.- Si llegan los mayores para jugar hay que abandonar la pista o campo, no sin antes protestar.
15.- Siempre hay un vecino que no te deja jugar y además te amenaza con quitarte la pelota.
16.- Si se apuesta algo, hay que ponerse muy serio... es como jugar una final.
17.- Las porterías son dos piedras o dos chaquetas de chandal, pero siempre habrá un equipo que tenga la portería mas pequeña.
18.- Cuando un equipo mete gol pasando el balón por encima del portero, todos los del equipo contrario gritan “ALTA” (suele dar resultado para que el gol no valga).
19.- La ley de la botella, el que la tira va a por ella.
20.- Si hay penalti, quitan al gordo y se pone el más bueno.
—Recuerdos que nunca podré olvidar.

20 febrero, 2015

Caso Monedero.

Ningún medio televisivo de desinformación ha emitido en directo la rueda de prensa de Monedero. Parece que el "caso Monedero" era de suma importancia en la vida pública española. Monedero se ha disculpado por no dar antes las explicaciones y la televisión no ha querido difundir sus palabras. Tampoco la radio que, lejos de una obligada retransmisión en directo, se ha limitado a interpretar las palabras de Monedero.

18 febrero, 2015

I Congreso Educación Social Cáceres.

Alguna vez le pregunté para qué servía una cárcel, y aún recuerdo sus palabras que quedaron grabadas en mi mente de niña: “Las cárceles son las asesinas de la esperanza”. Esperanza Monjas Sierra -Anchy-. De la ilusión a la decadencia (los 80, el exterminio de una generación). Editorial Imperdible, 2014.

02 febrero, 2015

¿Qué queda hoy de la genuina cultura hipster?:

¿Qué queda hoy de la genuina cultura hipster?:
“El mundo hipster es una cultura primitiva sofisticada, un juego de chicos bien que se han dado cuenta de que viven en una jungla gigante y que quieren dar un nuevo sentido al juego. En lugares como Greenwich Village, donde confraternizaban el bohemio, el negro y el delincuente juvenil surgió una nueva raza de aventureros nocturnos que aprendieron sus códigos de acción de la vida callejera. Esta clase media torcida, que había adoptado las actitudes, los dejes e incluso el lenguaje de los negros, había recogido también su ética existencial, y su respuesta nihilista a una vida siempre precaria”.
El fin de la clase media. Esteban Hernández. Clave Intelectual. 2014.

¿Lo hipster hoy, no es más que algo puramente estético -una pose-, un objeto más de consumo dentro de la revolución permanente del capitalismo?:
“El hipster se convierte así en una versión nihilista, moderna y cool del viejo gánster, de la mujer fatal y de esas otras figuras irreductibles que fueron poblando el siglo XX. Los chicos blancos de sexualidad desatada que iban a clubes de jazz, fumaban marihuana y se sometían a experimentos con otras drogas, seguían envueltos en la bruma de la disfunción social”.
El fin de la clase media. Esteban Hernández. Clave Intelectual. 2014.