30 enero, 2015

Ciutat morta.




Juicio del caso de torturas de Yuri J. (2011).
Bakari Samyang. Agente de la Guardia Urbana.
Provengo de un hogar humilde, de origen africano, de unos rígidos valores morales y religiosos porque mi padre los inculcó en mi persona, y jamás, y repito, jamás, he cometido los hechos que aquí se me imputan ni jamás los cometería. A la vista está que, como ha dicho mi compañero, sigo en el servicio a día de hoy, sigo trabajando en primera fila, he estado en todos los actos en Barcelona, en todo tipo de servicios relevantes en Barcelona, de hecho soy formador de Barcelona de Guardia Urbana, doy clases al resto de compañeros, de hecho formo parte del proceso selectivo de nuevos agentes, en Barcelona. Y que, si esos hechos imputados en mi persona pudieran ser ciertos, mis superiores me hubieran apartado del servicio, no tendrían la confianza en mí y, ahora mismo, estaría seguramente apartado del servicio o me hubiera sentado en este banquillo alguna vez.


Ciutat morta.

                                        El texto que sigue ha sido extraído del documental Ciutat Morta. 

Seis meses después del suicidio de Patricia Heras se hace pública una sentencia judicial que condena a dos años y tres meses a dos agentes de la Guardia Urbana de Barcelona: Víctor Bayona y Bakari Samyang.
Se les acusa de graves torturas a un joven de Trinidad y Tobago: Yuri J.
La sentencia relata cómo Yuri J. defendió a una amiga suya de las agresiones sexistas que estaba recibiendo en una discoteca de Barcelona por parte de los agentes.
Los policías no estaban de servicio. Sin identificarse, agredieron a Yuri en la discoteca.
Posteriormente, se lo llevaron en furgoneta a la Comisaría de la Guardia Urbana de la Zona Franca.
Entre seis agentes fue encerrado en una sala de interrogatorio.
Yuri sólo pudo identificar a dos de ellos.
Para justificar la detención, los agentes de la Guardia Urbana declararon que Yuri era traficante de drogas.
Los dos agentes de la Guardia Urbana, Víctor Bayona y Bakari Samyang aparecen en los relatos de tortura física y psicológica de Patricia Heras.
Son los mismos agentes que fueron denunciados por Rodrigo, Juan y Álex por las graves torturas de las que fueron víctimas aquella madrugada del 4F.
La jueza Carmen García Martínez hizo caso omiso a la acusación y archivó el caso.
Durante la detención del 4F, Víctor Bayona y Bakari Samyang insultaron repetidamente a los tres latinoamericanos a gritos de “sudacas de mierda”.

26 enero, 2015

Ciutat morta.

Rodrigo Lanza sale el día 28 de diciembre de 2012 después de cinco años de cárcel y dos en libertad condicional. Actualmente vive en Zaragoza.
Juan Pintos y Alex Cisternas pasaron dos años y seis meses en la cárcel, un año en tercer grado penitenciario y dos años en libertad condicional sin posibilidad de salir del país.
Juan Pintos se mudó a Argentina en noviembre de 2012. No tiene ninguna intención de volver a Barcelona.
Alex Cisternas ha vuelto a Chile. La experiencia traumática que ha representado para él el caso 4F ha provocado que no quisiera aparecer en este documental.
Alfredo Pestana, a pesar del indulto, ha vivido el caso con mucho dolor y no ha querido aparecer en este documental.
Amigos y familiares de los detenidos por el caso 4F quieren seguir la vía judicial hasta llegar a Estrasburgo para demostrar la inocencia de Rodrigo, Juan, Alex, Alfredo y Patricia.
Años después del juicio del caso del 4F, la jueza Carmen García Martínez sigue al frente juzgado de instrucción 18 de Barcelona.
En el año 2012, la magistrada volvió a ocasionar polémica al encarcelar durante 35 días, sin juicio previo, a tres manifestantes de la huelga general del 29 de marzo. Los jóvenes tenían entre 19 y 25 años.
Después de pasar por la alcaldía de Barcelona, Joan Clos fue nombrado Ministro de Industria bajo el Gobierno de Zapatero.
Posteriormente fue embajador en Turquía. Actualmente ocupa el cargo de delegado de la ONU en el programa Habitat que estudia los grandes asentamientos humanos.
Tras ser regidor de movilidad, Jordi Hereu fue nombrado a dedo por Joan Clos como nuevo Alcalde de Barcelona sin elecciones previas. Después de perder las últimas elecciones municipales, se ha retirado de la política.
Carles Martí es actualmente coordinador de la Federación del PSC de la ciudad de Barcelona.
Las cenizas de Patricia fueron lanzadas al mar en la isla de Nísiros el año 2011.

21 enero, 2015

Reguera & Marchioni.

Parece que tanto Marco Marchioni como Enrique Martínez Reguera ponen el acento en romper o superar la realidad parcializada y rescatar lo colectivo, lo que nos es común, la comunidad. Así, estas dos personas, con sus vivencias, ponen en evidencia el mucho tecnicismo (equipos multidisciplinares que parcializan la realidad y pierden el contacto con las personas vulneradas), incidiendo en la honestidad y la entrega y la capacidad para situarse en nuestro entorno más inmediato sin la mayor pretensión que la de aceptar a nuestro semejante y escuchar lo que necesita. Creo que es un error el limitar el desarrollo comunitario -bien entendido- a los profesionales de la educación. Tanto Marchioni como Reguera coinciden: “o hacemos de la infancia un bien comunitario o seguiremos haciendo actividad asistencial para los pobres”. Es evidente el hecho de que la resolución del problema de la infancia vulnerada pasa por la implicación de la comunidad -y no sólo, vuelvo a insistir, por la implicación de los profesionales con titulación, es decir, no sólo a través del tecnicismo-. Marchioni, crítico con la respuesta asistencialista a la infancia vulnerada, afirma: “los centros de menores que no estén conectados con la comunidad, no solucionan nada”. Lógicamente está poniendo en evidencia lo que Reguera viene denunciando hace muchas décadas: el fuerte desarraigo que sufren tanto niños como adolescentes vulnerados al ser arrancados de sus barrios es inerme. Y el grito -de alerta y de peligro- tanto de Reguera y de Marchioni es que esos “cachorros de nadie”, después de sufrir un fuerte desarraigo, regresarán a sus barrios donde las condiciones materiales permanecerán intactas, es decir, injustas, imposibilitanto así que todas las personas vivan de manera satisfecha.
El grito de Marco Marchioni en el Congreso Internacional “La infancia en contextos de riesgo” -Huelva, noviembre de 2014-, es fundamental por dos razones: una, comprender; dos, tomar partido. Además, considero que la vejez es un valor. Y la vejez asociada al sentido común y entregada al prójimo, es necesaria -y obligatoria- difundirla.
He aquí algunas certezas de Marchioni, extraídas del congreso de Huelva:
“No solo repartir ayudas financieras...movilizar a la comunidad para que se implique”.
“Ahí va un grito de rabia contra la incapacidad de las personas de saber dar respuesta a situaciones que están creando una realidad invivible, en la que los más débiles van a pagar a el pato”.
“El fin original de las políticas sociales se han perdido en la niebla del asistencialismo, del separatismo...”.
“O hacemos de la infancia un bien comunitario o seguiremos haciendo actividad asistencial para los pobres”.
“Reconstruir el tejido social para que vuelva a asumir la cuestiones de interés general de una manera colectiva y no parcializar la realidad, ya que, de esta manera solo nos lleva a la búsqueda parcial de las soluciones”.

“En lugar de crear autonomía hemos creado dependencia de las prestaciones del Estado Social y cuando llegan los recortes, nos quedamos con el culo al aire”.
“Hemos hecho del Estado Social un Estado de las prestaciones”.
“Las bases de la convivencia son la relación de ahí la importancia de construir relaciones con la gente y no prestaciones, con la gente”.
“Hemos hecho del territorio una colonia invadida por la intervención”.
“No hemos construido nunca relaciones transversales. Hemos fragmentado todo haciendo del territorio no un municipio como base de la relación de personas activas y participativas, no un municipio liderado por la ciudadanía como sujetos activos de sus propios cambios”.
“El modelo dominante que hemos creado es el de los servicios que reciben las demandas, por lo tanto, desconocen la realidad en la que viven esas personas porque no van a buscarlas a sus barrios.... Ya no van a buscar la causa, solo las consecuencias individuales....”.
“Para educar a un niño hace falta la aldea. La infancia es un bien para todo el mundo y solo si implicamos a todo el mudo podremos contribuir a su dignificación”.
“La vertiente asistencial es necesaria pero es insuficiente”.

19 enero, 2015

¿Cómo se mide el éxito?

Esta vivencia de nuestro querido Julio, nos ayuda a emprender con urgencia esa restitución de valores que tantas y tantas personas adultas necesitamos con el fin de comenzar a comprender...Gracias, Julio. Lo siento, Julio.
"O aquel profesor que a mis 17 años me sentó para que viésemos mi fracaso académico, sin que se diese cuenta del esfuerzo que estaba haciendo para no drogarme, para no delinquir… ¿Cómo se mide el éxito?"


Había dejado el móvil en silencio. A la tarde vi que tenía 3 llamadas perdidas de Christian. Estaba cansado, por la mañana había estado en la cárcel, era sábadoy quería desconectar. Por la noche vi que había cinco o seis llamadas perdidas de Christian. “Demasiadas” pensé, y le llamé.
- Julio, ¿No te has enterado?
Por su voz, y por ese “¿no te has enterado?” me temí lo peor.
- No ¿Qué ha pasado?
- Ha muerto Jordan

No se por qué, pero las veces que me han dicho que ha muerto un chaval o chavala, se me ha quedado gravado el lugar, las palabras, la voz… puedo recordar hasta los más mínimos detalles de esos momentos.
Y en aquel momento pensé en Enrique Martínez Reguera, hacía unos meses habíamos dado una charla juntos, e hizo una reflexión;
Muchas veces nos preguntan a nosotr@s; educadores sociales, psicólogos, pedagogos… sobre el porcentaje de éxito con nuestros chavales. Pero ¿que es ese “éxito”? ¿La reinserción? ¿El mercado laboral? ¿El consumo de drogas? ¿Lo académico?
El otro día íbamos a la cárcel a ver al hermano de Jhoan. Jhoan a sus 19 años lleva en el boxeo y en la asociación desde los quince, su hermano mayor no ¿Cuál es el éxito de Jhoan? Es cierto que no estudia, no tiene trabajo… pero a lo mejor si no hubiese pasado por la asociación estaría en las drogas, o en la cárcel como su hermano ¿Cómo se mide ese “éxito”? ¿Cómo podemos saber lo que hubiese pasado si…no hubiese tenido un apoyo? Es imposible de saber.
O aquel profesor que a mis 17 años me sentó para que viésemos mi fracaso académico, sin que se diese cuenta del esfuerzo que estaba haciendo para no drogarme, para no delinquir… ¿Cómo se mide el éxito?
Y Enrique reflexionaba sobre un crío que tuvo en su casa que luego murió. Los niños después de un tiempo le preguntaban;
- ¿Te acuerdas Enrique cuando íbamos a la piscina con Juanito? ¡Qué bien nos lo pasamos!
- ¿Te acuerdas Enrique cuando fuimos de excursión y Juanito hizo esto, y lo otro…? ¡Cómo nos reímos! Que bien nos lo pasamos

He aquí el éxito.
Así que no me queda otra que preguntarle a Ruben Lopez (mi compañero en la asociación en aquellos tiempos cuando Jordan tenía 13 años)
- ¿Te acuerdas Rubén cuando nos fuimos de campa con Jordan? ¡¡Cómo nos lo pasámos!! 
- ¿Te acuerdas Rubén cuando fuimos a dejar a Jordan a casa de su madre? ¡Cómo nos reímos! 
- ¿Te acuerdas Rubén cuando fuimos al descampado con Jordan a grabar ese corto? ¡¡Que divertido fue!!
- ¿Te acuerdas Rubén?

14 enero, 2015

¿Mundo "civilizado"?


Recuerdos.

Anoche, una persona recordaba lo siguiente -se trata de un recuerdo a tener muy en cuenta-:
Recuerdo ahora el libro de Anthony Pagden "Mundos en guerra" (2011), cuando este autor cita la respuesta de Bin Laden a la pregunta de si estaba de acuerdo con la idea de Samuel Huntington (o sea, el conflicto de civilizaciones). Bin Laden dice: "Totalmente. El libro santo lo dice muy claro. Los judíos y los estadounidenses inventaron el mito de la paz en la Tierra. Eso es un cuento de hadas".

El fin de la clase media.


Un mundo en el que los europeos compran por 600 euros un Ipad que fabrican en China personas que cobran 100 euros al mes y que trabajan muchísimas horas no es posible. 
El fin de la clase media. Esteban Hernández. Clave Intelectual, 2014.

11 enero, 2015

Madrid-Barcelon-Madrid.


El fin de la clase media.

Yo: Andrés, sensación agridulce.
Andrés: Alguna vez te comenté que el cambio lo veremos con las generaciones de los que hoy son niños, nosotros no podemos ser cambio porque somos parte del problema, tenemos que contentarnos con no estorbar. Personalmente mi esperanza la pongo en la educación, en contribuir humildemente desde ahí.

05 enero, 2015

José Antonio.


Esta fotografía me la ha enviado un amigo que se encuentra en Cuenca. Se trata de la catedral, de un homenaje que le hicieron a José Antonio sus enemigos y que la transición se ha encargado de mantenerlo vivo. Los mismos enemigos que no contribuyeron a salvar su vida. Los mismos sanguinarios a los que no les interesaba que, tras la guerra, José Antonio entrase con vida en Salamanca. Precisamente en Cuenca, José Antonio obtuvo suficientes votos para un escaño pero la elección fue declarada como una repetición -en la primera vuelta no estaba incluido en la lista- y no pudo obtener la inmunidad parlamentaria que le hubiese librado de la cárcel. 
Es imposible averiguar lo que tuvo que pasar por su cabeza para llegar a la determinación de ofrecerse como persona conciliadora. Quiso que le sacaran de prisión para convencer a los dos bandos. Su intención era que depusiesen sus armas provocando así el fin de la guerra civil. Nadie le creyó y el 20 de noviembre, la República lo ejecutó.
A lo mejor, estando en prisión, su vida se le tuvo que presentar como una película en la que vio -con muchisima claridad- cómo el odio que había sembrado estaba a punto de volverse contra él. Y es que José Antonio fue el fundador de esos guerrilleros de la clase conservadora que dieron en llamar Falange y cuyo fin era desestabilizar -desde la violencia- el gobierno de la República. Y es que, José Antonio, conspiró contra el gobierno de la República incluso desde la prisión en la que estaba recluido -debido al intento de asesinato de un socialista-. Hasta el último momento, deseó y contribuyó a que el golpe militar triunfase. Y triunfó pero a él nadie le quiso ya con vida. 
El mito de José Antonio como persona “progresista” y conciliadora promovido por cierto sector de la izquierda. El mito de José Antonio como Santo Cruzado promovido por los franquistas, grabado en la piedra -en el 2015-, de algunas de nuestras catedrales: ¿qué hay de verdad en ambos mitos? Quizá, lo importante, es saber que José Antonio fue uno de los responsables de la gestación del conflicto. 
Yo también creo que la ejecución de José Antonio fue un grave error por parte de la República. José Antonio estaba encarcelado desde marzo de 1936, cuatro meses antes del levantamiento militar. Se le ejecutó tanto por su innegable participación en la preparación de la rebelión como por lo que se suponía que habría hecho si hubiese tenido libertad.
José Antonio probablemente sintió miedo pero nunca sabremos si, como persona, en tan corto periodo de tiempo -tres meses- fue capaz de someterse a una restitución de valores tan profunda que le condujo a amar no solo su vida, también la de su prójimo -incluso la de los rojos comunistas-. Nunca lo sabremos.

03 enero, 2015

Causas de menores.

En este reportaje, en el minuto 11:55, María José Amores -Magistrada de menores de Badajoz- cuenta que, si el “internamiento cerrado” ha sido debido a un hecho puntual, el chico suele responder de manera positiva, por lo menos, en su experiencia como magistrada. También cuenta que cuando el “internamiento” se impone debido a la “reincidencia” o a una “cadena de hechos delictivos que ya no hay quien la pare”, el “internamiento”, en este caso, le sirve para poco -y la magistrada hace esta última afirmación con sinceridad. Lo que no aclara la magistrada es lo siguiente. Si se sabe del fracaso del “internamiento” de los chavales "reincidentes": ¿por qué no se apuesta por revisar, con el fin de cambiar, esas decisiones adultas que afectan a los chicos aún sabiendo que les van a conducir al fracaso? El reportaje arroja luz sobre la pregunta...