16 diciembre, 2015

El fascismo no es una ideología: es una actitud.

El fascismo no es una ideología: es una actitud. Ejemplos -pasados y presentes-:
- lo que muestra la noticia que aparece en la fotografía.
- El puñetazo que ha recibido Rajoy, hoy.
- El terrorismo de ETA.
- El terrorismo de Estado -GAL-.
- Los casos de tortura más grave en Barcelona, silenciado por los medios (recogido en Ciutat Morta).
- En definitiva, no tratar a las personas como tales -como humanos- y sí, como cosas o como mercancia.
El fascismo no es una ideología: es una actitud.