28 noviembre, 2015

Que nuestro carro de la compra, sea un carro de "combate".

Contaba Albert Camus que: "Los hombres no siempre pueden hacer que la Historia tenga un sentido, pero siempre pueden actuar para que su propia vida lo tenga". Estimado lector, esa misma certeza, me ha parecido captar esta mañana en el encuentro entre productores locales y consumidores -responsables y no responsables-. 

Para combatir las consecuencias nefastas derivadas del consumo masivo de productos alimenticios, podemos esperar a que el Estado deje de envenenarnos o podemos recoger el guante que nos han lanzado esta mañana los productores locales. Más o menos, nos han venido a recordar lo siguiente: como productores agroecológicos locales hemos hecho los deberes, ahora, querido consumidor, te toca elegir.