21 mayo, 2015

Poder y más.

 Johnny Mac Mathis Junior, lo único interesante que veo en el poder al que aspira la política de partido es: satisfacer las necesidades fisiológicas básicas de la mayor cantidad posible de personas. No me identifico con ningún tipo de inmovilismo -tampoco el que proviene de una forma de sentir lo libertario-. Por lo demás, me identifico plenamente con lo que propones.

Pensar en lo que no pensamos...no parece una filosofía al alcance de todos -al menos a mi alcance-. Hay otras filosofías más cercanas -para mi-. Mientras unos piensan en diseñar una nueva izquierda que responda a los problemas mundiales, otras personas actúan -desde lo local- generando sociabilidad y por lo tanto: respondiendo y solucionando numerosas necesidades de las personas.

Por otro lado, experiencias locales imaginan y superan -en la realidad- al capitalismo. Así, mientras una mayoría se siente cómoda en el individualismo, otras comparten y generan redes: desde una cultura alternativa a la estatal hasta cubrir las necesidades fisiológicas más básicas. Y eso no es concebir un mundo distinto: sencillamente es vivirlo.

No sé qué ocurre cuando alguien muere. Más o menos puedo imaginar lo que ocurre cuando alguien vive: tener la necesidad de satisfacer unas necesidades básicas (alimentación, cobijo, seguridad, protección...); cuando esas necesidades están cubiertas, acceder a otras igualmente de importante: una educación que nos haga libres y no autómatas...es un error lo de izquierda/derecha porque el hambre es una necesidad fisiológica y no una ideología política y menos aún un dogma. Lo mismo que la educación que pretenda contar con personas libres y responsables -en este caso nada tiene que ver con la derecha o la izquierda-: sí tiene que ver con la voluntad de no querer colonizar al personal. El Estado mientras exista ha de obligarse a reducir su presencia en casi todo. Yo necesito sociabilidad y luego que cada cual elija la sociedad en la que quiera vivir. Un mundo donde quepan muchos mundos -esencia que representan las iniciativas locales-. Ni izquierda ni derecha, ni capitalismo ni socialismo o comunismo....vivimos una vez aquí y creo que el tránsito es más ameno cuando estamos satisfechos como personas.