24 marzo, 2015

La isla mínima.

En La isla mínima (Alberto Rodríguez, 2014), aparece un fardo de heroína de un kilogramo. La persona que se encuentra el fardo está en serios apuros: los propietarios quieren recuperar la droga a toda costa. En un diálogo breve pero brillante, la persona que se encuentra el fardo de heroína le pregunta al policía: ¿sabes lo que es? Se está refiriendo a la heroína y, al espectador desprevenido, le podría parecer una pregunta estúpida. Hay que pensar que -en la película-estamos en 1980 y todavía desconocíamos qué o quién era “la dama blanca” y el genocidio que se iba a desatar.
Los policías -¿los buenos?- necesitan pruebas para resolver su caso. Los narcos -¿los malos?- necesitan el puntal del río libre para introducir la heroína. La moneda de cambio: la salud y bienestar de miles de jóvenes y de sus familias.