30 enero, 2015

Ciutat morta.

                                        El texto que sigue ha sido extraído del documental Ciutat Morta. 

Seis meses después del suicidio de Patricia Heras se hace pública una sentencia judicial que condena a dos años y tres meses a dos agentes de la Guardia Urbana de Barcelona: Víctor Bayona y Bakari Samyang.
Se les acusa de graves torturas a un joven de Trinidad y Tobago: Yuri J.
La sentencia relata cómo Yuri J. defendió a una amiga suya de las agresiones sexistas que estaba recibiendo en una discoteca de Barcelona por parte de los agentes.
Los policías no estaban de servicio. Sin identificarse, agredieron a Yuri en la discoteca.
Posteriormente, se lo llevaron en furgoneta a la Comisaría de la Guardia Urbana de la Zona Franca.
Entre seis agentes fue encerrado en una sala de interrogatorio.
Yuri sólo pudo identificar a dos de ellos.
Para justificar la detención, los agentes de la Guardia Urbana declararon que Yuri era traficante de drogas.
Los dos agentes de la Guardia Urbana, Víctor Bayona y Bakari Samyang aparecen en los relatos de tortura física y psicológica de Patricia Heras.
Son los mismos agentes que fueron denunciados por Rodrigo, Juan y Álex por las graves torturas de las que fueron víctimas aquella madrugada del 4F.
La jueza Carmen García Martínez hizo caso omiso a la acusación y archivó el caso.
Durante la detención del 4F, Víctor Bayona y Bakari Samyang insultaron repetidamente a los tres latinoamericanos a gritos de “sudacas de mierda”.

No hay comentarios: