29 mayo, 2014

Can Vies.



Can Vies: La razón de la fuerza en la Barcelona policial
Cuando la fuerza de la razón es sometida por la razón de la fuerza, no todo el mundo puede hablar de ley ni de derecho. En esta situación la ley es arbitraria y su aplicación no se desprende de un Estado de derecho, sino de un Estado de abuso donde la violencia monopolizada por el gobierno está al servicio de intereses privilegiados. En este caso la resistencia al abuso es legítima; es más, el derecho a resistir y defenderse es el único derecho de verdad. Por tanto, desde el punto de vista de la libertad, la dignidad y la razón, las verdaderas fuentes del derecho, la protesta contra el derribo del espacio ocupado y autogestionado Can Vies, en el barrio de Sants, no puede estar más justificada. Su demolición no ha sido un pretexto para la violencia intolerable de minorías itinerantes que “se aprovechan del malestar”, tal como dicen las autoridades (y el sindicato de mossos de UGT): simplemente ha sido una muestra de la barbarie institucional, gratuita y salvaje, 
como suele ser.
La metrópolis llamada Barcelona no es un amplio asentamiento organizado por una comunidad de habitantes como cuando se fundó; tampoco es una ciudad industrial llena de trabajadores fabriles como era antes; el hacinamiento barcelonés es sólo un espacio abierto y pacífico de consumidores, donde todo movimiento humano debe ser regulado y controlado para garantizar su transparencia y su función. Quien manda en Barcelona no son los vecinos, sino una casta política y financiera, vertical y autoritaria, parásita y usurpadora, que hace de la gestión urbana su modo privilegiado de vida. Lo que cuenta para los dirigentes es la “marca Barcelona”, es decir, que el municipio dé una imagen aseada y tranquila, como la de un centro comercial o un parque temático, buena para los negocios, las compras, el ocio mercantilizado y el turismo. Resulta evidente que el espectáculo de una Barcelona consumible por horas necesita un espacio sin contradicciones ni ambigüedades, completamente sometido y al alcance del comprador.
El nuevo modelo urbano no puede permitir la existencia de espacios realmente públicos, sin mediaciones ni barreras, y menos aún de lugares gestionados horizontalmente: todo debe funcionar como un escenario jerarquizado y monitorizado, donde tecnologías, ordenanzas, mobiliario urbano y urbanismo están al servicio de los dirigentes expoliadores. El ejercicio de la autoridad en estas condiciones es fundamentalmente policial; en esta fase, la política se confunde con la represión: gestión, vigilancia y orden son la misma cosa, por lo que el gobierno ejerce sobre todo desde la conselleria de orden público. La política es entonces, no asunto de políticos, sino de las implacables fuerzas de seguridad. Todos los problemas políticos y sociales que este modelo aberrante de ciudad constantemente provoca nunca serán reconocidos como tales, ya que la población no tiene ningún derecho a quejarse del mejor de los mundos. La única respuesta del poder dominante secuestrador de la decisión popular es la violencia.
Está claro que en el tema de Can Vies, las autoridades municipales nunca tuvieron la intención de ofrecer alternativas que se salieron del circuito burocrático oficial, y que todo encuentro se vertía a la manipulación y la mentira, porque al proponer un espacio tutelado inaceptable lo que querían realmente era suprimir este espacio libre. El dispositivo policial desproporcionado para hacer efectivo el desalojo lo demuestra. No contaban ni con la ayuda de otros colectivos ni con el apoyo vecinal del centro. Tampoco se esperarían la solidaridad de otros barrios, tal como sucedió en la madrugada. Por eso las fuerzas del orden injusto fueron inicialmente sorpresas. Donde era el cañón ultrasónico y por qué no se tiraron enseguida proyectiles viscoelásticos? Esto se preguntaba el representante del sindicato policial SMT-CCOO, pues hay que decir que la represión es un trabajo de mercenarios asalariados regulado por convenio y balas FOAM, y lo que interesa a los sindicatos es hacerlo a fondo y sin ningún riesgo. La respuesta todo el mundo la ha visto. Ocupación casi militar del barrio, violencia policial indiscriminada, detenidos y heridos…
Todo el esfuerzo mediático del alcalde Trias, el consejero de orden público Espadaler y el concejal del distrito Sants-Montjuïc Jordi Martí, ha sido dirigido, primero, a defender la acción violenta de la policía, “defensora del derecho de propiedad ” y “ejecutora de una sentencia firme del Tribunal Supremo”. De hecho, no se han explicado demasiado: “mal iríamos si la policía hubiera que justificar” (Espadaler), “las fuerzas de seguridad tienen razón. Cuando los mossos actúan es por algo” (Trias). Segundo, el esfuerzo también se encaminaba a presentar las protestas como la obra de grupos violentos infiltrados, con la idea de dividir la protesta entre pacíficos y radicales “anti-sistema”, a fin de “encontrar fórmulas de consenso” con unos y de apalear y encarcelar a los demás. Es una vieja táctica política que sale a relucir cuando la fuerza no ha dado todo el resultado deseado. La demagogia dirigente da asco pero es la que es. ¡No culpamos a las autoridades de falta de sutileza, cuando la única carencia que les hace falta es la de escrúpulos!
Bueno pues, no estamos ante un hecho inusual aislado, dentro de un marco democrático perfecto, donde todos tienen cabida y posibilidades. En realidad la iniquidad de las autoridades y la brutalidad de las fuerzas policiales serán cada vez más habituales si la población no se resigna a hacer lo que le mandan. Porque ella nunca tiene razón, no es soberana, ya que no tiene fuerza, o mejor dicho, no tiene el monopolio de la fuerza que la ley de la dominación otorga a los gobernantes. El dominio total del Capital exige un tipo de espacio urbano gestionado como una empresa y apaciguado como una prisión. Dentro de este espacio no caben formas de hacer asamblearias, ni formas de vivir al margen de la economía de mercado. Allí, el marco no puede ser más autoritario, y la política no se distingue del control social. En un mundo orientado hacia el totalitarismo, la gestión política es represión.
Can Vies era una piedra en el zapato del poder en Barcelona. Parece que este no se la ha podido quitar con facilidad. La resistencia al derribo ha sido ejemplar en muchos aspectos, prueba que hay gente que no se adapta al comportamiento esclavo que le piden. Esto es motivo de alegría. Y como las piedras no deben faltar (hoy hay un montón de concentraciones), confiamos en un futuro cercano tener muchos otros!
La lucha continúa. Visca Can Vies!
Revista Argelaga
Miércoles, 28 de mayo de 2014

26 mayo, 2014

Por ahora.

Un amigo, en el parque, me ha contado hace un rato que como esperemos la llegada de la revolución desde abajo nos van a dar las uvas. Probablemente con esta afirmación, más de una persona, se revolverá -hay que imaginar que se trata de personas posicionadas en planteamientos puros y, por extensión, inmovilistas-.

25 mayo, 2014

Resolución de conflictos.

Por conductas menos irrelevantes en el instituto a un chaval se le ha puesto un parte –despacho parapolicial- e incluso se le ha expulsado a la calle -supongo que con el fin de que le socialicen en otra parte-. El Cholo anoche se sentiría provocado pero su conducta fue desmedida. En realidad, lo que me interesa de todas estas pasiones desatadas es la forma de resolver el conflicto: y la de anoche fue genial. En un principio nadie reconocía a la autoridad y hubo un momento en el que los protagonistas del conflicto se desahogaron con esas conductas que millones de personas pudieron observar. Pero después de la tormenta vino la calma. Los ánimos parece que se apaciguaron: ¿por qué en otros contextos como en los institutos y con chicos que no saben –porque nadie les ha enseñado- canalizar su frustración no se actúa de igual manera que anoche? Si un chico se revuelve contra la autoridad e irrumpe con desaire en el despacho del tutor recurriendo a los insultos –como el Cholo- suele ser expulsado porque es inadmisible y propio de personas violentas. Además, como un día me dijo una jefa de estudios, el resto de la clase tiene que saber que las malas conductas tienen un castigo con el fin de que no se nos suban a las barbas. Pero la conducta del Cholo, supongo que por su posición social, forma parte de esta sociedad selectiva que no selecta. Y mientras unos chicos que han sido mal educados por los adultos sufren las consecuencias del conductismo, otros disfrutan de la asombrosa capacidad del ser humano para resolver los conflictos desde el más genuino y apreciado sentido común.

21 mayo, 2014

Decimocuarto Asalto: presentación en Cáceres 6.

Hoy he me he reunido con Eduardo del Avuelapluma. Le he contado algunas ideas que me gustaría que apareciesen en el reportaje. El día de la charla le hará una entrevista a Julio Rubio.

Pedagogía para mal educados.

¿Lográis realmente reinsertar? Nos preguntan a veces. Es una pregunta mal planteada a la que difícilmente podríamos dar respuesta razonable. En la vida todos estamos insertos, bien o mal insertos pero todos dentro; de lo que se trata es de que estemos suficientemente satisfechos como para que nos compense el vivir y convivir en mutuo respeto. Enrique Martínez Reguera. Pedagogía para mal educados. Editorial Popular, Madrid, 2010.

20 mayo, 2014

Decimocuarto Asalto: presentación en Cáceres 5.

Hoy he vuelto a hablar con Julio Rubio. Al encuentro del 6 de junio también va a venir un chaval que se llama Cristián. Julio está muy animado y como siempre se muestra muy agradecido. Me cuenta que este fin de semana viajan a Barcelona a presentar Decimocuarto Asalto. Julio va a traer a Aldea Moret unos 30 libros....

Se tiene que saber.

Ahora que estamos en campaña electoral. Esto se tiene saber: nadie del PSOE –ni miembro del partido o simpatizante- y nadie del PP –ni miembro del partido o simpatizante- me ha querido contestar acerca de la razón por la que PP y PSOE han abrazado el tratado entre la Unión Europea y los Estados Unidos (UE-EEUU). También han mirado para otro lado cuando estas personas votantes del PSOE-PP han tenido constancia de que esos partidos políticos se han negado a someter a referéndum dicho tratado. Por el contrario, algunas personas lejos de aportar alguna luz al asunto, han ignorado la pregunta y se han limitado a pedir sin más el voto, por ejemplo, para el PSOE. Eso sí, otras tantas personas, se han esforzado en aclarar que Cañete es una persona machista y que Valenciano podría ser de las únicas mujeres que ocupasen el parlamento europeo. Como si Valenciano, en lo esencial, no pensase igual que esos hombres que tiene por compañeros de partido. Carme Chacón –otra mujer del PSOE- defendió en el 2008 la agilización de los desahucios proponiendo para ello crear más juzgados. Entonces, ¿qué es lo importante, personas al frente de gobiernos que defiendan las necesidades de las personas más necesitadas o mujeres al frente de gobiernos tan despiadadas como sus antecesores compañeros, hombres y ministros de carteras infames? Para mí, que no todo se agota en los gobiernos y en el parlamentarismo, me decanto por la primera opción, es decir, apuesto por personas que piensen en ayudar al prójimo.
Volviendo al oscuro tratado UE-EEUU, un tratado del libre comercio en el que las personas quedan reducidas a mera mercancía y en cuya bandera se puede apreciar el siguiente exabrupto: Neoliberalismo. Esta palabra malsonante no es otra cosa que la religión profesada por PSOE-PP desde hace décadas (Felipe González ya “externalizaba” servicios públicos), aunque ahora, los responsables del saqueo, ya se han quitado la máscara. Ni el PSOE ni el PP hablan de Neoliberalismo pero cualquiera que se pasee, por ejemplo, por Cáceres, podrá comprobar sus secuelas: una Sanidad y Educación afectadas por las malas prácticas de los comisarios políticos de turno, abunda el pequeño y mediano comercio cerrado, gente en la calle y casas vacías, gente a la que se le niega el trabajo –teniendo en cuenta que vivimos en una sociedad en la que el trabajo es la principal fuente de sustento-….Y el tratado UE-EEUU, ese tratado que el PSOE y el PP cuidan con mucho secreto y mucho mimo, tiene como fin acelerar el desmantelamiento de todo aquello que puede o podría aportar satisfacción a las personas.
Ahora que estamos en campaña electoral. El turbio y nauseabundo caso de los ERE en Andalucía y la financiación ilegal del PP –caso Bárcenas-, debería ser suficiente para que nadie votase a estos partidos políticos moralmente miserables. Pero la tragedia es otra: los ejemplos anteriores parece que refuerzan y dan ánimos a los simpatizantes votantes de estos partidos políticos de la vergüenza –a veces este sectarismo está basado en el alcance y disfrute de unas comodidades materiales personales que no comunitarias-. Les siguen votando aún conociendo perfectamente los estragos que causa el paro y conociendo muy de cerca todos esos pequeños y medianos comercios que se han hundido en la ciudad (mientras que el Mercadona inaugura nuevas catedrales del consumo en la ciudad y mientras Juan Roig aplaude las reformas laborales del Neoliberalismo y nos condena porque nos negamos a trabajar como los chinos). Todavía hay quien vota al PSOE y al PP sabiendo que no es casualidad que hayan sometido nuestro derecho a una salud digna a los intereses del mísero capital…también es cierto que ya hay simpatizantes votantes que tienen seguros de vida y sanidad privada y se sienten orgullosos de su mentalidad neoliberal –no por ello, bajo mi humilde punto de vista, mentalidad egoísta, a años luz de esa generosidad de la que adolece nuestra comunidad más inmediata, al menos la que yo conozco-.
Ahora que estamos en campaña electoral. Si vas a votar, si crees que la única y la mejor alternativa para organizar y dirigir tu comunidad es a través del voto, por lo menos, acuérdate de esos partidos políticos minoritarios: PACMA, EQUO, PODEMOS….IU. Tómate un tiempo para comprender lo que están pidiendo para ti.

19 mayo, 2014

Decimocuarto Asalto: presentación en Cáceres 4.

El sábado hablé con Eduardo del Semanario Cultural Avuelapluma. Nos ha comentado que incluirá en la agenda del semanario la actividad y que hará un reportaje. 

18 mayo, 2014

Decimocuarto Asalto: presentación en Cáceres 3.

El viernes la gente de Aldea Moret aprobó en asamblea realizar la presentación del libro de Julio Rubio. La cita es el viernes 6 de junio a las 20 horas. 

15 mayo, 2014

Decimocuarto Asalto: presentación en Cáceres 2.


Aunque la asamblea todavía no se ha manifestado, hay que ponerse ya en marcha (puede variar la fecha propuesta pero la actividad va a ser aceptada, no puede ser de otra manera). Hoy he visto a Jara. Le he contado que me gustaría que ella o Andrés grabasen en vídeo el encuentro. Le he pedido que localice el altavoz y el micrófono y que me facilite el teléfono de Eduardo de Avuelapluma. Me interesa especialmente su agenda semanal. Mañana o pasado hablaré con él. En cualquier caso, acordamos Alicia, Jara y yo que tendremos que animar al grupo de fieles y de amigos a que asistan: Julio compartirá un mensaje interesante y se merece estar bien arropado.

Felipe Sandoval.

Carlos García-Alix se inspiró para hacer El honor de las injurias (2007), en el libro Nosotros los asesinos de Eduardo de Guzmán (Ediciones VOSA, 2008). También puede que este libro fuese el inicio de su obsesión...
Madrid, calle de Almagro.

14 mayo, 2014

El honor de las injurias.

Hace ya una semana que C y yo vimos El honor de las injurias (2007), un largometraje documental dirigido y narrado por el pintor y escritor Carlos García-Alix. Todavía hoy, estamos impresionados.
En el 2008 la película se proyectó en los Cines Golem de Madrid. Una de esas noches, tras la proyección, hubo un apasionado debate con cinéfilos de la CNT sobre la figura del protagonista: Felipe Sandoval. Aquella noche, imagino, una parte de las críticas cenetistas irían dirigidas a que bien se podría haber hecho una película acerca de Ferrer i Guardia, un pedagogo libertario, en lugar de una película protagonizada por un cenetista verdugo –Felipe Sandoval-. Este aspecto es precisamente el que más nos ha entusiasmado a C y a mí. Cualquiera que haya visto la película comprobará que Carlos García-Alix no hace un juicio político ni moral. Se limita a hacer un retrato del personaje –Felipe Sandoval-: le interesa el personaje en sí mismo. Lógicamente, este punto de vista se entiende mejor fuera de cualquier sectarismo –incluido el sectarismo que pueda reinar en una parte de la CNT de siempre y también en la actual-.
Las críticas de aquella noche, repito, me imagino que irían en el sentido de: “has elegido al más malo de los cenetistas”. Sus razones tendrían aquellos cinéfilos cenetistas para sostener aquellos argumentos. También Carlos García-Alix tiene sus razones y las muestra a lo largo del metraje. De esta manera y estando libre de prejuicios, encontramos en la película a un Felipe Sandoval que representa un lado y un aspecto de la CNT pero no la totalidad de la misma. Tanto a C como a mí nos encantan este tipo de personas que no temen recibir las críticas de aquellas personas que creen que o estás con ellos o estás contra ellos. Y esa es la actitud del director: nada de buenismos, mirar a las cosas como son para buscar algunas verdades, no tomar partido y sí contar las cosas sin temer al sectarismo de o estás aquí o con los otros. Añadir que solo una persona necia podría negar que El honor de las injurias descansa sobre un proceso de investigación muy importante (con un 80 por ciento de su contenido tomado de material de archivo).
A pesar de que El honor de las injurias fue vetada por una distribución y exhibición española (Documenta Madrid recién hecha la película la rechazó; TVE compró los derechos y nunca ha llegado a emitirla por televisión), ha tenido –y tiene- un recorrido importante en festivales recibiendo varios premios. Por fortuna: no todo ha sido marginalidad y ruina. En la línea de lo anterior, recomiendo ver la película para evitar que se pierda la memoria de los hombres que, con el tiempo, se ha convertido en literatura.

13 mayo, 2014

Decimocuarto Asalto: presentación en Cáceres 1.

Llevo más de tres años sin organizar nada con la Cultural de Aldea Moret. Necesito quitarme el gusanillo y hacer algo, una válvula de escape...Julio me tiene muy ilusionado y Aldea Moret es el lugar ideal para hacer una presentación de su libro.

Hace unos días volví a hablar con Julio. Le pregunté si seguía en pie la idea de hacer una presentación de Decimocuarto Asalto en Cáceres. Me dijo que sí. A continuación hablé con la gente de la Cultural de Aldea Moret. Les conté la propuesta. Me dijeron que hasta el viernes no tenía asamblea pero que les parecía una buena iniciativa. Barajamos una fecha inicial: el 6 de junio. Volví a hablar con Julio: me contó que Junio lo tenía todo libre. Con la gente de la Cultural quedamos en que el viernes me llamarían para contarme si aprobaban en asamblea la iniciativa.  

09 mayo, 2014

El aire es nuestro.

Cuando fue presidente pensó que, como el aire de nuestras ciudades no estaba muy contaminado, podríamos contaminarlo un poco –eso sí, todo en nombre de un “progreso” que nunca llegué a comprender-. En breve, podría volver a ser presidente y encarar –sueñan- las emergencias sociales de esta tierra saqueada y quemada. Los que hemos perdido tantas veces, sabemos que PP y PSOE acaban de votar juntos en contra de que se someta a referéndum el Tratado UE-EEUU -la táctica es imponer y no consultar-. Un tratado del Huracán Neoliberal que estamos padeciendo y que, entre otras cosas, pretende aplicar el sistema sanitario de los USA en Europa. Ya se sabe: privatización salvaje y el que tenga dinero que se busque un seguro privado. Hay que ser justos y tener presente que el desmantelamiento de lo público en este país ya comenzó hace mucho tiempo. Así, en los tiempos del “Guevara de Sevilla” ya se “externalizaban” servicios –públicos-. En los tiempos que corren, simplemente estamos asistiendo a las “vueltas de tuercas” pertinentes con el fin de mantener a punto la maquinaria capitalista que lo engulle todo.
Pero existe otra emergencia que afecta a la Tierra en su totalidad. Una emergencia a la que no se quiere dar solución de manera global, ya que, ello supondría una salida global del capitalismo. Y en nuestra visión cortoplacista y en esta conciencia de clase media aburguesada –genuina esclava de los tiempos que corren- es todo un despropósito.
Lo interesante de la noticia no es comprobar el nivel de contaminación de nuestra ciudad del Norte opulento. No se trata de suspirar aliviados o de pensar en mudarnos a otra ciudad por el alto índice de contaminación. Lo importante es poner el acento en lo global, entre otras cosas, porque a las generaciones venideras les estaremos negando la alternativa del cambio: todo estará terriblemente contaminado y ya no habrá a donde huir.

07 mayo, 2014

El honor de las injurias.

En El honor de las injurias participa el Ministerio de Cultura y Televisión Española. La televisión pública española, TVE, compró los derechos de la película pero nunca llegó a emitirla. Ignorancia. Censura...

01 mayo, 2014

Ampliando nuestra fortuna.

Un día Andrés llegó a casa con un libro titulado Decimocuarto Asalto, Editorial Klinamen.
El libro estaba escrito por Julio Rubio, un escritor de experiencias vividas que no de libros leídos. Quedé maravillado por su cordura, por su sentido común, por su entrega a los demás, por su humanidad. Un héroe de carne y hueso, vaya.
Antes de que mi hermana pequeña abandonase Madrid le pedí un favor: necesitaba un par de libros de Julio Rubio, a ser posible, dedicados. Dicho y hecho. De esta manera, mi querida y pequeña hermana, fue la primera persona en conocer personalmente a quien irremediablemente ya forma parte de nuestras vidas. Y los libros llegaron dedicados...
Este primero de mayo hemos tenido el honor de encontrarnos con Julio Rubio y con Nubia: otra maravillosa persona que nos ha permitido ampliar nuestra fortuna por el hecho de conocerla.
Habrá más encuentros y, seguramente, una presentación del libro en Cáceres. Todo se andará...
Jamás una persona que llama a su moto Rocinante podría hacer algún mal a nadie.