28 enero, 2014

Cachorros de nadie.

Cuando dejé la Universidad y me fui a convivir en un barrio con población gitana, comprendí entonces cosas que ningún profesor podría haberme enseñado, cosas por ejemplo de orden táctil como: lo difícil que resulta evitar rebozarse en arena y suciedad toda la noche, cuando se ha de pasar con los pies desnudos de la tierra sin pavimento a la cama. Y lo difícil que resulta por la mañana irse a la fuente para bañarse con un cubo de agua helada. Las cosas entonces se ven de otro modo y desde luego las exigencias de higiene se moderan enormemente. Enrique Martínez Reguera. Cachorros de nadie. Editorial Popular. 1988.

Lublin-Warsaw-Lublin (enero de 2008).


26 enero, 2014

¿Dos caminos?

Hace unos días leí -ahora no importa la fuente- que había dos caminos: el capitalismo o el socialismo. Semejantes afirmaciones no dejan de resultar curiosas en este momento de la Historia de la humanidad en el que nos encontramos. Muchas personas podrán imponer su reducida y limitada manera de entender y de comprender el mundo. Pero lo mejor de todo -esa cuestión vital que no logran entender- es que hay otra realidad que se les escapa: somos muchas las personas las que queremos un mundo en el que, precisamente, quepan muchos mundos. Y con la fuerza bruta nos podrán romper la cabeza pero nuestras ideas no.

20 enero, 2014

Moralidades.



Manuel Carrapiso fue mi profesor de filosofía. De la verdad nos contaba que era como el horizonte: cuando más te aproximas, más te alejas de ella. Supongo que ese tipo de lecciones son las que nos ayudan a construir un espíritu crítico ante la vida. Por esta razón –piensan algunos-, es conveniente denigrar a la filosofía y a las materias artísticas. Una hora más de matemáticas, por ejemplo, es la solución para hacer libres a las nuevas generaciones –lo demás, son vagas distracciones-.

Como Alberto San Juan propuso anoche, la reflexión continuó en la calle. Les conté a mis amigos que entendía que, el actor, había compartido una excelente forma de caminar hacia la soberanía popular: comenzar a dar nuestros propios pasos dejando de repetir los discursos de los demás. Les pregunté: ¿si no somos soberanos de nuestras vidas, como vamos a luchar por la soberanía de todo un pueblo? Lo de anoche fue realmente emocionante: un actor sin miedo y culto invitándonos a caminar hacia un mundo nuevo. Y dijo bien, un mundo nuevo.

A Dani le conté también la grieta que sentí en la reflexión del actor. Los libros nos ayudan a vencer la ignorancia pero debemos rehuir de las verdades y, en especial, de las verdades dogmáticas que nos alejan de la pluralidad en la que vivimos. No estoy diciendo que Alberto San Juan se mostrase dogmático, no. Me estoy refiriendo a un momento muy concreto, en el que el actor echa mano de un libro y lee que Carrillo, con el fin de evitar un baño de sangre, se equivocó al no enfrentarse con la fuerza bruta a los guerrilleros de la extrema derecha que asesinaron a seis abogados laboralistas en la calle Atocha. El actor creo que añadió algún ejemplo más y todo conducía a lo mismo: el Partido Comunista de España con Carrillo al frente impedían el triunfo de una hipotética revolución social, en este caso, mediante la violencia. Volviendo al principio –a la lección de que de un mismo acontecimiento se pueden derivar varias verdades-, hay otros libros que dicen lo contrario, es decir, que Carrillo, en aquellos años de supuesta apertura, hizo bien en ignorar la provocación de los involucionistas. En concreto, me refiero a un libro escrito por un libertario, José Rivas: 

A las 10:45 de la noche de aquel lunes fatídico, guerrilleros de la extrema derecha, con ayuda de terroristas italianos de la red Gladio -financiada por Estados Unidos y coordinada por la OTAN-, entraron en un despacho laboralista de la calle Atocha y dispararon a bocajarro contra los abogados de CC OO. Seis muertos. Madrid vivió una noche de angustia entre rumores de nuevos asesinatos. Tras una tensa negociación entre líderes comunistas y miembros del Gobierno, la capilla ardiente se instaló en el Palacio de Justicia y aceptó que el entierro fuese público. El país estuvo al borde de una nueva confrontación.
El Partido Comunista de España no cayó en la provocación y dio, en el entierro, una lección de civismo sin precedentes que descolocó a los involucionistas. Miles de personas tomaron la calle, con flores blancas y rojas y el puño en alto en medio de un silencio sobrecogedor. La fuerza de los comunistas españoles era enorme. Santiago Carrillo controlaba férreamente a un partido sereno que buscaba la legalización para que el PSOE no le robara el protagonismo electoral de la izquierda. El PSOE aún era un partido marxista que defendía públicamene la autogestión y los valores de la progresía. 
(red Gladio: organizada por los servicios secretos de Estados Unidos en los años cincuenta para impedir el acceso de los comunistas al poder en Italia).

Los 70 a destajo -ajoblando y libertad-. José Ribas. RBA Libros, 2007.

A pesar de que Alberto San Juan volviese a escena, para mi el final del encuentro de anoche fue cuando recitó a Jaime Gil de Biedma: 

Apología y petición

¿Y qué decir de nuestra madre España, 
este país de todos los demonios 
en donde el mal gobierno, la pobreza 
no son, sin más, pobreza y mal gobierno 
sino un estado místico del hombre, 
la absolución final de nuestra historia? 

De todas las historias de la Historia 
sin duda las más triste es la de España, 
porque termina mal. Como si el hombre, 
harto ya de luchar con sus demonios, 
decidiese encargarles el gobierno 
y la administración de su pobreza. 

Nuestra famosa inmemorial pobreza, 
cuyo origen se pierde en las historias 
que deciden que es culpa del gobierno 
sino terrible maldición de España, 
triste precio pagado a los demonios 
con hambre y con trabajo de sus hombres. 

A menudo he pensado en esos hombres, 
a menudo he pensado en la pobreza 
de este país de todos los demonios. 
Y a menudo he pensado en otra historia 
distinta y menos simple, en otra España 
en donde sí que importa un mal gobierno. 

Quiero creer que nuestro mal gobierno 
es un vulgar negocio de los hombres 
y no una metafísica, que España 
debe y puede salir de la pobreza, 
que es tiempo aún para cambiar la historia 
antes que se la lleven los demonios. 

Porque quiero creer que no hay demonios. 
Son hombres los que pagan al gobierno, 
los empresarios de la falsa historia, 
son hombres quienes han vendido al hombre, 
los que han convertido a la pobreza 
y secuestrado la salud de España. 

Pido que España expulse a esos demonios. 
Que la pobreza suba hasta el gobierno. 
Que sea el hombre el dueño de su historia. 

Jaime Gil de Biedma (del libro Moralidades, 1966)

17 enero, 2014

Cara B.


“Vamos a exportar coches Ford a EE UU”, afirma pletórico el embajador Ramón Gil-Casares. 
Se trata de la otra cara de la moneda, la cara más cruel, la neoliberal salvaje. Los fantoches que consuelan y le abren todas las puertas a las industrias –en este caso, la automovilística- para que hagan riqueza a costa del delicado estado de salud de la Tierra. 

“Exportar coches Ford a EE UU”

M. G., Washington.

EE UU es el primer socio comercial de España fuera de la UE. Las exportaciones españolas alcanzaron en 2012 una cifra récord de 9.012 millones de euros, con un incremento del 14%, mientras que las importaciones sumaron 9.766 millones, con una reducción del 7,5% lo que refleja el repunte del consumo estadounidense, frente al estancamiento del español. “Vamos a exportar coches Ford a EE UU”, afirma pletórico el embajador Ramón Gil-Casares. EE UU es, además, el segundo inversor extranjero en España, tras Italia, con un stock acumulado de 43.000 millones, y el tercer destino de las inversiones españolas, después de Reino Unido y Brasil, con 48.000 millones. Una relación tan intensa no está exenta de problemas: inversores estadounidenses han llevado a España ante los organismos internacionales de arbitraje por el recorte retroactivo de primas a las renovables….

Fuente: EL PAÍS, martes 14 de enero de 2014.

Cara A.

“La carretera abierta, que tiempo atrás atrajo a toda una generación de jóvenes, ha sido lentamente sustituida por carreteras congestionadas atravesando un paisaje de expansión suburbana. Lo que una vez fue símbolo de libertad y del espíritu de lo que América podía hacer se ha convertido para muchos en una camisa de fuerza financiera que limita opciones de vida, así como un símbolo de una nación dependiente del petróleo. La vida urbana —ya sea en el centro de las ciudades, en antiguos suburbios o nuevos barrios— es el objetivo de muchos jóvenes deseosos de evitar desplazamientos largos, estar cerca de amigos y actividades y reducir su impacto ambiental. La aparición de Internet, las tecnologías móviles y las redes sociales han puesto patas arriba la forma en que los estadounidenses, especialmente los más jóvenes, interactúan entre ellos y con el mundo”. Son las tajantes conclusiones del estudio realizado en EE UU sobre la movilidad de las nuevas generaciones.

Un poco de luz.

“La carretera abierta, que tiempo atrás atrajo a toda una generación de jóvenes, ha sido lentamente sustituida por carreteras congestionadas atravesando un paisaje de expansión suburbana. Lo que una vez fue símbolo de libertad y del espíritu de lo que América podía hacer se ha convertido para muchos en una camisa de fuerza financiera que limita opciones de vida, así como un símbolo de una nación dependiente del petróleo. La vida urbana —ya sea en el centro de las ciudades, en antiguos suburbios o nuevos barrios— es el objetivo de muchos jóvenes deseosos de evitar desplazamientos largos, estar cerca de amigos y actividades y reducir su impacto ambiental. La aparición de Internet, las tecnologías móviles y las redes sociales han puesto patas arriba la forma en que los estadounidenses, especialmente los más jóvenes, interactúan entre ellos y con el mundo”. Son las tajantes conclusiones del estudio realizado en EE UU sobre la movilidad de las nuevas generaciones.

14 enero, 2014

10 enero, 2014

Expolio.




Se trata de El País, un manipulador medio de comunicación. Si con quitar se refieren a tomar o coger algo ajeno, hurtar, entonces, la manipulación es en grado sumo. Si me hubiese quedado en el titular y si además fuese una persona ingenua que cree que el colonialismo ya forma parte del pasado, entonces creería que los argentinos y su gobierno nos hacen la vida imposible robándonos el pan nuestro de cada día. 
En el desarrollo de la noticia, me queda claro quién es el que quita y, precisamente, no se trata de Argentina. Además, la noticia recoge las disculpas ofrecidas por las distribuidoras -la española, también- por lo ocurrido. El pie de la fotografía también se me antoja manipulador: Hombre protesta por los apagones en Argentina. Efectivamente podría ser un hombre protestando, sin más, por los apagones o simplemente un hombre que pasaba por allí en ese momento. Pero también se podría tratar de un hombre que está en contra del colonialismo español y en contra de sus transnacionales sin escrúpulos -sin curiosidad, detrás del hombre aparece un cartel que no parece ser amable con las distribuidoras-.

Aunque la noticia no lo cuente, yo lo he leído y aprendido por otra fuente:

La primera cita, hace referencia a la necesidad de recordar: “la existencia de un orden internacional profundamente injusto, asentado en el intercambio desigual y en la dependencia del Sur con respecto a los intereses de las grandes empresas transnacionales radicadas en el Norte”. El decrecimiento explicado con sencillez. Carlos Taibo. Los libros de la catarata, 2011.

La segunda cita no necesita aclaración alguna: “la preservación del nivel de vida de los países ricos ha exigido, desde hace tiempo, poderosas agresiones contra el medio natural asestadas ante todo en los países del Sur. El crecimiento de los países ricos depende de manera estrecha del expolio de los recursos humanos y materiales de los países del Sur”. El decrecimiento explicado con sencillez. Carlos Taibo. Los libros de la catarata, 2011.

Y si El País con su noticia manipuladora pasa por alto la ola de calor argentina y la relación que tiene con el cambio climático, Carlos Taibo, en cambio, no lo hace: 

“Todos los estudios concluyen que hemos dejado atrás -en particular los habitantes del Norte rico- las posibilidades medioambientales y de recursos que la Tierra nos ofrece o, lo que es lo mismo, que estamos chupando riquezas que no van a a estar a disposición de las generaciones venideras”. El decrecimiento explicado con sencillez. Carlos Taibo. Los libros de la catarata, 2011.

“El crecimiento imparable de la huella ecológica, y el riesgo de colapso consiguiente, mucho le debe a un hecho fácilmente palpable: en el Norte opulento vivimos muy por encima de nuestras posibilidades. Si el nivel de vida de los europeos se generalizase a toda la población de la Tierra, precisaríamos tres planetas; necesitaríamos siete si hiciéramos lo mismo con el nivel de vida de estadounidenses y canadienses”. El decrecimiento explicado con sencillez. Carlos Taibo. Los libros de la catarata, 2011.

Mi deseo es que todos los países iberoamericanos crezcan pero de una manera radicalmente opuesta a la nuestra, a la del Norte opulento, que ha hecho del consumo irracional su medio de vida. Además de su felicidad, estos países, se jugarán también la de las generaciones venideras -como nos está pasando a nosotros ahora-. Y por cierto, que no sean tan blandos con el colonialismo que han de soportar. 


04 enero, 2014

AC/DC

Con tanto mirar hacia adelante me había quedado atrás a estos chicos. La comercialización de la banda me había llenado de prejuicios –ignorando así unos inicios más que brillantes-. High Voltage es una obra  de arte imprescindible. 

Y Bon Scott, único e inconfundible.


03 enero, 2014

La buena letra.


Catorce de febrero del dos mil seis.
El camino es lo que importa.
Felicidades hermano.

¿Por qué ahora? Me pregunto. Y en la respuesta encuentro satisfacción. Entonces no lo hubiese entendido igual que ahora. Entonces no hubiese profundizado igual que hace unos días. Ha sido la primera lectura del año y ha resultado ser dura, muy dura.

Durante toda la noche anterior me acordaba de que tu padre me contó en cierta ocasión que los marineros se niegan a aprender a nadar porque así, en caso de naufragio, se ahogan en seguida y no tienen tiempo de sufrir. No conseguía dormirme. Estuve dando vueltas en la cama hasta el amanecer. No podía evitar que me diesen envidia los que se fueron al principio, los que no tuvieron tiempo de ver cuál iba a ser el destino de todos nosotros. Porque yo he resistido, me he cansado en la lucha, y he llegado a saber que tanto esfuerzo no ha servido para nada. Ahora, espero. Rafael Chirbes. ANAGRAMA Narrativas Hispánicas. 2002.



02 enero, 2014

Asturias, 1962.


Anoche me acordé de ti, querido amigo, querido compañero de viaje, tú que me acompañaste siempre en aquellos días de ingenuidad sin límite. Mi querido Luches En Trubia.

ASTURIAS, 1962. Jaime Gil de Biedma.

Como después de una detonación
cambia el silencio, así la guerra
nos dejó mucho tiempo ensordecidos.
Y cada estricta vida individual
era desgañitarse contra el muro
de un espeso silencio de papel de periódico.

Grises años gastados
tercamente aprendiendo a no sentirse sordos,
ni más solos tampoco de lo que es humano
que los hombres estén…Pero el silencio
es hoy distinto, porque está cargado.
Nos vuelve a visitar la confianza,

mientras imaginamos un paisaje
de vagonetas en las bocaminas
y de grúas inmóviles, como en una instantánea.