08 junio, 2014

Personas abiertas.

Ayer me hablaba de personas abiertas y cerradas. Toda una reflexión cargada de sabiduría y de sentido común: ¿qué diferencia existe en imponer el pensamiento de Jesús de Nazaret o el de Durruti? Difícil empresa –pero no imposible- la de superar las mentalidades sectarias que, en lugar, de apostar por el encuentro entre las personas se recrean en sus verdades absolutas.

No hay comentarios: