01 mayo, 2014

Ampliando nuestra fortuna.

Un día Andrés llegó a casa con un libro titulado Decimocuarto Asalto, Editorial Klinamen.
El libro estaba escrito por Julio Rubio, un escritor de experiencias vividas que no de libros leídos. Quedé maravillado por su cordura, por su sentido común, por su entrega a los demás, por su humanidad. Un héroe de carne y hueso, vaya.
Antes de que mi hermana pequeña abandonase Madrid le pedí un favor: necesitaba un par de libros de Julio Rubio, a ser posible, dedicados. Dicho y hecho. De esta manera, mi querida y pequeña hermana, fue la primera persona en conocer personalmente a quien irremediablemente ya forma parte de nuestras vidas. Y los libros llegaron dedicados...
Este primero de mayo hemos tenido el honor de encontrarnos con Julio Rubio y con Nubia: otra maravillosa persona que nos ha permitido ampliar nuestra fortuna por el hecho de conocerla.
Habrá más encuentros y, seguramente, una presentación del libro en Cáceres. Todo se andará...
Jamás una persona que llama a su moto Rocinante podría hacer algún mal a nadie. 

No hay comentarios: