21 abril, 2014

La figura histórica.

Esta tarde, en un foro de estos que corren por aquí, he sostenido que Jesús de Nazaret -el hombre de carne y hueso-, es una figura histórica y además de gran relevancia: con su muerte surgió el Cristianismo. Por esta opinión, he sido elogiado con las siguientes palabras –comparto, textual-: “Hay que ser necio e ignorante, Juantxu, y sin vergüenza ni sentido del ridículo. Histérica y de histéricas, que de histórico no tiene nada. Cuentos para idiotas y rebaño de cretinos, que deriva de cristiano”. Podía haber sido peor. Me podían haber crucificado. Bueno, eso no, ya que, según la tradición, está reservado para los sediciosos.