15 marzo, 2014

Acoso al zorro.

A mis hijos, de casi dos años y medio, ya le han contado que el lobo es malvado. Es lo esperado de una cultura -la nuestra- en la que no se respeta a este precioso animal. En casa hemos intentado darle la vuelta a la situación: el lobo no tiene casa y no tiene comida. Los cerditos tienen casas y comida. En realidad, están jugando y a todos les espera una comida en la que reinará la fraternidad. Con el tiempo, iremos adaptando el cuento....por favor, no dejen de leer Acoso al zorro. Memorable.

No hay comentarios: