01 febrero, 2014

Negocios son negocios.



Chico, el otro día cuando leí la entrada que le dedicabas a Roosevelt recordé un libro que leí hace unos años. Recordaba algo bastante turbio acerca de Roosevelt y del papel que desempeñó en el genocidio nazi. He releído algunas páginas y he encontrado aquella información que, en su día, me hizo repudiar a todo el parlamento americano de aquellos años -incluido a su presidente-. Lógicamente, la repulsa, también la extendía a todos los empresarios antisemitas y a aquella parte de la sociedad americana estúpida e igualmente, antisemita. 
En 1942 se denunció el exterminio en los EE.UU. En ese año, todavía había cuatro millones de judíos con vida. Rooselvet y la Casa Blanca no reaccionaron o no quisieron reaccionar hasta 1944....

Tu comentario del otro día, decía así:
"El 30 de enero de 1882 nació Franklin Delano Roosevelt, trigésimo segundo presidente de los Estados Unidos de América, heredero y cúspide de la imponente tradición democrática de la República Norteamericana. Como Lenin, Allende o Fidel, un Príncipe al servicio de la Multitud".
Por mi parte, solo puedo añadir algo más: Rooselvet nunca tuvo que haber sido Príncipe al servicio de la Multitud, Rooselvet tuvo que haber dimitido públicamente por humanidad, ya que, la Casa Blanca era antisemita.
Por cierto, la fotografía la hice yo en un viaje que hice a Lublin, Polonia, en enero de 2008. En la fotografía aparece Majdanek, un campo de exterminio que comenzó a construirse en 1941, año en el Roosevelt hacía con que ignoraba la existencia del exterminio nazi.
Ahora sí, las citas de Daniel Muchnik:
"Políticos, parlamentarios, funcionarios de Estado y asesores estadounidenses, actuaron con total indiferencia por la suerte de los judíos europeos, especialmente los alemanes. Todos se enteraron del contenido de las leyes de Nuremberg y los diarios estadounidenses cubrieron ampliamente la barbarie de la Kristallnacht, la Noche de los Cristales Rotos (el Daily News tituló sucesivamente: “Grupos nazis saquean, incendian y asesina”, “Noche de terror para los judíos en el Reich” y “Nazis encarcelan a judíos en campos de prisión”), sin que ni el gobierno ni la ciudadanía se preocuparan demasiado, o tal vez porque estaban ocupados oyendo la cruzada antisemita del sacerdote católico Charles Coughin difundida a través de su propia radio, escuchada por tres millones de norteamericanos".
"En 1940 se pusieron miles de trabas al trámite de visas de quienes intentaban escapar de la opresión. Si se hubiera actuado con diligencia, se habría salvado la vida a miles de perseguidos por los nazis. El silencio y la incomprensión reinaron en la Casa Blanca hasta 1944, cuando el presidente decidió la creación e una oficina para la protección de refugiados. Esto se hizo tarde y por la presión de Henry Morgenthau, judío y amigo personal de Roosevelt, quien logró torcer el brazo del Departamento de Estado, órgano dominado por el antisemitismo y la más completa deshumanización.
Hasta entonces, Roosevelt había hecho caso omiso de las denuncias y las evidencias de las matanzas de judíos presentadas por dirigentes de la comunidad judía norteamericana, sobre todo Steven Wise y Peter Bergson (En vídeo reciente de la serie The American Experience, titulado: America and the Holocaust. Deciet and indiference, dirigido por Martin Ostrow, Arthur Hertzberg, vicepresidente del Congreso Judío Mundial, afirma que los dirigentes judíos no hicieron todo lo que estaba a su alcance para presionar a Roosevelt porque temían que los miembros de la comunidad que habían sido empleados en los planes de trabajo del New Deal fueran echados a la calle. Por esta razón, tanto Wise como Bergson, que no pertenecían a instituciones judías, aparecen como los más insistentes denunciantes del genocidio. Cuando Wise denunció que los nazis habían optado por el exterminio -1942- todavía había cuatro millones de judíos con vida)".

Daniel Muchnik. Negocios son negocios. Los empresarios que financiaron el ascenso de Hitler al poder. 2004, Belacqva de Ediciones y Publicaciones S.L.

No hay comentarios: