03 enero, 2014

La buena letra.


Catorce de febrero del dos mil seis.
El camino es lo que importa.
Felicidades hermano.

¿Por qué ahora? Me pregunto. Y en la respuesta encuentro satisfacción. Entonces no lo hubiese entendido igual que ahora. Entonces no hubiese profundizado igual que hace unos días. Ha sido la primera lectura del año y ha resultado ser dura, muy dura.

Durante toda la noche anterior me acordaba de que tu padre me contó en cierta ocasión que los marineros se niegan a aprender a nadar porque así, en caso de naufragio, se ahogan en seguida y no tienen tiempo de sufrir. No conseguía dormirme. Estuve dando vueltas en la cama hasta el amanecer. No podía evitar que me diesen envidia los que se fueron al principio, los que no tuvieron tiempo de ver cuál iba a ser el destino de todos nosotros. Porque yo he resistido, me he cansado en la lucha, y he llegado a saber que tanto esfuerzo no ha servido para nada. Ahora, espero. Rafael Chirbes. ANAGRAMA Narrativas Hispánicas. 2002.



No hay comentarios: