28 febrero, 2013

Ordorika y la autodeterminación.

Ruper Ordorika lo contaba en una de sus canciones. No recuerdo el título de la canción pero venía a decir algo así como que estaba cansado de que todo el mundo opinase acerca de lo que ocurre en el País Vasco. Pues lo mismo pienso yo acerca del tema Catalán. Yo no lo hago a través de una canción pero me atrevo a tararear suavemente las que podrían ser las palabras de una estrofa, de un estribillo o de un título: por el Derecho de Autodeterminación. La política de partido y las personas tóxicas con ganas de generar bronca, que se aparten. Los primeros, que se sienten y nos den lo que es nuestro: el derecho de autodeterminación. Y que Cataluña sea lo que su gente quiera.

23 febrero, 2013

HHhH

Bratislava -capital de Eslovaquia-, Praga y Budapest: ¿recuerdas este viaje Beatrice Tato? Ali fue tu compañera de viaje. La guapa Ali ha estado en dos ocasiones en Praga. Recuerda que hay varias calles que parten del centro de Praga y llegan hasta el río. Seguro que ambas conocisteis ese extraño edificio de cristal. Ese edificio que los checos llaman Tancici Dum -la casa que baila-. En cambio no recuerda ese otro lugar. Esa iglesia que nos presenta Binet. Nos encontramos en la calle Resslova en Praga y llega hasta el río. Atrapado en el universo de Laurent Binet. HHhH.

17 febrero, 2013

Bloomington.

Hace unos días en Barcelona, y anoche en Cáceres, me preguntaron lo mismo: ¿qué pasa con el grupo? Anoche tiré de homenaje a Fugazi y dije: "estamos en un hiato indefinido". Después, me quedé pensando en que ya queda menos para que Javier Torres, Juantxu Tato y yo grabemos otro disco y demos algunos conciertos. Supongo que necesitamos un final a la altura de la leyenda, ¿no?

16 febrero, 2013

Sí se puede.

Ha llegado la hora de recuperar el sentido común, es decir, poner en común nuestras conciencias. Llegar a las certezas. Establecer nuestras verdades. Y la verdad es la que es -en el cartel de la fotografía viene recogida-. Los otros, ya sabemos lo que dicen y las armas que utilizan. No solo nos niegan el derecho a una vivienda digna. No, van más allá. Impulsores del terror de estado y financiero. Dar el empujón final a muchas personas agotadas y despojadas de humanidad.
Esta tarde en Cáceres.

Palestina, libre.