23 enero, 2013

Así nos va.

Repudiar en el presente a fantoches como Merkel o como Rajoy tal vez nos haga sentir mejor pero es engañoso. Creo que sería menos engañoso repudiar el fanatismo y el egoísmo que llevaron al poder a semejantes fantoches. En la actualidad sigue siendo así, siempre ha sido así, no hay más que echar la vista atrás y la historia nos lo cuenta: el fantoche Stalin, el fantoche Hitler...el fantoche Obama, el fantoche Aznar, el fantoche Zapatero. Imagen recurrente la de las multitudes de cualquier país levantando sus manos y sus banderas para aclamar al tirano con cuya ambición se identifican. Así nos va. La verdadera insurrección está por llegar. Mientras tanto los que puedan reírse que lo hagan.