25 diciembre, 2013

Releyendo.


Acabando el año como lo empecé. Releyendo algunos capítulos de Decimocuarto Asalto. La Adolescencia Golpeada. Klinamen Editorial

Acerca de Julio Rubio Gómez, me contaba el otro día un amigo: Julio, no es un escritor de libros leídos, lo es de experiencias vividas. 
Tiene mucho sentido que el beneficio de su libro esté destinado a proyectos de carácter anticapitalistas y específicamente un euro vaya directamente a chavales, sin intermediarios, para sus gastos, sus proyectos, sus ilusiones...
También tiene sentido que el coste de producción por ejemplar sea de 2.70 euros y que el autor invite a la reproducción total o parcial del texto para su debate y/o difusión no comercial.
Gracias a experiencias vividas y después escritas como las del ejemplo anterior, comprendo mejor lo que me dijeron el otro día en la comida: las palabras se las lleva el viento. Más claro, imposible.

No hay comentarios: