25 noviembre, 2013

Los 70 a destajo.

¿Contra qué demonios luchaba? Luchaba contra el mal de la competitividad que nos habían metido en la cabeza. Un mal tan leninista como franquista que tenía que ver con el afán de dominar al contrario hasta aplastarlo. Algo totalmente opuesto a la libertad de pensamiento, a la espontaneidad, a la solidaridad y a la cooperación, que era lo que a mí más me movía. Intuía que los grupos que se ofuscaban con la conquista del poder podían imponernos un mundo cultural tan controlado como el que soportábamos con el franquismo, aunque fuera de signo diferente. Me sentí abatido y vulnerable. Los 70 a destajo. José Ribas.

No hay comentarios: