23 noviembre, 2013

6

Asalto 6. Nuestra conciencia nos recuerda nuestros errores: las guerras fratricidas, la izquierda autoritaria, nuestro orgullo, nuestras banderas, nuestra habilidad para levantar muros entre nosotros, la incapacidad para establecer la fraternidad entre nosotros y la ceguera de reconocer el poder que tenemos para regir los destinos de nuestras vidas y de nuestro planeta. Marginales y estúpidos, ahora sacudimos al aire, perdemos el equilibrio y nos abandonamos en la lona. La mala conciencia no da tregua. Lanza un bombardeo de golpes que nos castiga el alma. En nuestra cabeza resuena la palabra Ecología que ha difundido una vez más nuestro enemigo. Y el recuerdo nos pone ejemplos: el afán de construir en la tierra de todos una industria decimonónica, una refinería de petróleo....

No hay comentarios: