02 octubre, 2013

Los 70 a destajo.

...la policía intervino poco en la facultad y los sociales o secretas que teníamos identificados desaparecieron. De hecho, no volví a verlos hasta cinco años más tarde. Reaparecieron tras la restitución provisional de la Generalitat, a finales de 1977, en locales como El Paraigua, el London y la pizzería Rivolta de la calle Hospital con bolsitas de heroína que regalaban a los camellos, en su mayoría gitanos, que hasta entonces sólo pasaban chocolate. Como pude averiguar más tarde, la pionera en este tipo de comportamiento había sido la Administración norteamericana que había hecho lo mismo en California, a fin de destruir a la Nueva Izquierda. En la década de los sesenta, el Departamento de Estado exportaría a Europa este método, el más eficaz para dinamitar los focos de radicalismo. Los llamados Estados democráticos usaron ésas y otras tácticas para modificar conductas y defenderse de la alternativa al sistema capitalista que estaba surgiendo, desde una izquierda que desafiaba tanto el Qué hacer de Lenin como el capitalismo de las multinacionales.

 José Ribas. Los 70 a destajo.

No hay comentarios: