20 octubre, 2013

Estamos recuperando nuestras almas 1.


Abordar el tema de las drogas no me resulta nada fácil. Temo resultar frívolo o demonizar irracionalmente las drogas. Hace un mes le pregunté a Dani El Rojo: ¿la legalización de la heroína hubiese impedido que limpiases tu chuta con el agua estancada de la calle? Su respuesta -literal- fue la siguiente: “Yo creo que si! Ya que si la vendieran en las farmacias te lo darían con chuta y agua bidestilada”; Las drogas De los orígenes a la prohibición -Alianza Editorial 1994-, es un libro muy condensado que arroja mucha luz sobre el asunto que me preocupa. El autor del libro es Antonio Escohotado. En el diseño de la cubierta aparecen unos fumadores de opio que me recuerdan a Noodles y a sus amigos. Y es que Noodles también necesitó evadirse. Yo también creo que en la actualidad se continúa legislando pensando en los gángsteres.

Hacia 1900 todas las drogas conocidas se encuentran disponibles en farmacias y droguerías, pudiéndose comprar también al fabricante por correo. Esto sucede a nivel planetario...Hay sin duda adictos al opio, la morfina y la heroína, pero el fenómeno en su conjunto -los usuarios moderados e inmoderados- apenas llaman la atención de periódicos o revistas, y nada la de jueces y policías. No es un asunto jurídico, político o de ética social. Antonio Escohotado, Las drogas De los orígenes a la prohibición -Alianza Editorial 1994-.

El Voltead Act, que los europeos conocemos como ley Seca, entró en vigor a comienzos de 1920 con la expresa finalidad de "crear una nueva nación". El propio senador Volstead difundió ese día un mensaje a través de la prensa y la radio, donde entre otras cosas dijo:
Los barrios bajos serán pronto cosa del pasado. Las cárceles y correccionales quedarán vacíos. Todos los hombres volverán a caminar erguidos, sonreirán todas las mujeres y reirán todos los niños. Se cerraron para siempre las puertas del infierno.
Esta ley prescribía multa y prisión para la venta y fabricación de bebidas alcohólicas -seis meses para la primera infracción y cinco años para la siguiente-, así como el cierre durante un año de los locales donde se detectara consumo... Antonio Escohotado, Las drogas De los orígenes a la prohibición -Alianza Editorial 1994-.

En 1932, a los doce años de su vigencia, el precepto ha creado medio millón de nuevos delincuentes y una corrupción a todos los niveles. Un 34% de los Prohibition agents tiene notas desfavorables en su expediente; un 11% es culpable de "extorsión, robo, falsificación de datos, hurto, tráfico y perjurio". Dos ministros -el de Interior y el de Justicia- han sido condenados por conexiones con gangs y contrabando. Hay casi 30.000 personas muertas por beber alcohol metílico y otras destilaciones venenosas, y unas 100.000 con lesiones permanentes como ceguera o parálisis. Tres grandes "familias" -la judía, la irlandesa y la italiana- se reparten el monopolio de violar la ley Volstead, mientras los bebedores se ven en la disyuntiva de alimentar sus clandestinos saloons o acudir a algún médico para obtener una receta de whisky, coñac o vino, por un precio algo superior. Antonio Escohotado, Las drogas De los orígenes a la prohibición -Alianza Editorial 1994-.

En 1933 se deroga la ley Seca, atendiendo a que ha producido "injusticia, hipocresía, criminalización de grandes sectores sociales, corrupción abrumadora y creación del crimen organizado". Las tres "familias", separadas hasta entonces por feroces rivalidades, acuerdan una política de coexistencia pacífica, aconsejable ante la inminente ruina que para ellas representa el fin de esta prohibición...pero el legislador americano ha decidido hace muy poco ilegalizar la producción y venta de heroína -usada hasta ese momento como cura de opiómanos y morfinómanos-, y aquí encontrarán los desolados gángsteres su tabla de salvación. Antonio Escohotado, Las drogas De los orígenes a la prohibición -Alianza Editorial 1994-.



No hay comentarios: