20 octubre, 2013

Estamos recuperando nuestras almas 3.



Escohotado en su libro habla de un uso recreativo de las drogas que la legislación debería respetar garantizando así, entiendo, la libertad del individuo a hacer con su vida lo que quiera y en las mejores condiciones que pueda. Creo que este uso recreativo de las drogas es ideal en personas informadas y libres. Julio Rubio Gómez en su libro Decimocuarto Asalto –Editorial Klinamen, año 2010- trata excelentemente el problema de la droga. Relata cómo en los barrios desfavorecidos suelen abundar las sectas y las drogas. En un número muy reducido, en estos mismos barrios, destacan las personas que, en lugar de evadirse con la religión y con las drogas, deciden afrontar los problemas desde la raíz. Keith Richards comparte con los chicos de los que habla Julio Rubio la necesidad de evasión -ya sabemos que Richards en los años setenta era rico-. Por eso le vuelvo a citar, ya que, refuerza la teoría de Julio Rubio Gómez: 

“Yo lo hacía básicamente para esconderme. Esconderme de la fama y de ser otra persona, porque lo único que quería hacer era tocar y sacar adelante a mi familia. Con un tiro de heroína podía pasar por cualquier cosa y nada me importaba”. Keith Richards. Stones in Exile. Stephen Kijak. 2010.

La historia reciente y la actual, nos dan detallada cuenta de las consecuencias negativas del prohibicionismo. La historia actual también nos ofrece las consecuencias nefastas de la legalización de algunas drogas como es el caso del alcohol. En cualquier caso, las drogas nunca deberían asumir la culpa de la estupidez humana. Acabando. Yo opto por la legalización de las drogas y por acabar con los gángsteres. También opto por ofrecerle a las personas alas para volar y no libertad. En una persona desinformada, las drogas serán cualquier cosa menos sinónimo de libertad. Me preocupa la adolescencia golpeada por las drogas y el hecho de que, en general, la sociedad no sepa regalarles alas para volar –en lugar de una libertad prestada-.

En un momento de la película Stones in Exile -Stephen Kijak. 2010-, en una de aquellas sesiones eternas de grabación en la mansión de Keith Richards en el sur de Francia, alguien grita –creo que es la voz de Jagger-: 

“¡Estamos recuperando nuestras almas!”

No hay comentarios: