09 junio, 2013

El irresponsable.




Guillermo Fernández Vara no quiere saber que tanto el Audi A8 como el AVE le alejan de la realidad. El lujo hace increíble el mensaje del socialista del PSOE y le aleja del ciudadano -ya sea Audi A8 o pista de pádel para los amigotes en FEVAL-. El AVE está pensado para unir grandes núcleos de población y va dirigido a un público muy particular. Por lo tanto, Vara mantiene dos ideas que le alejan de la realidad e hipotecan el futuro de las generaciones venideras. La defensa del AVE supone el reforzamiento de lo no sostenible, del despilfarro, de lo exclusivo, del pelotazo y de añorar las excavadoras de los años felices -como muy bien canta Quique González- . Pero es cruel defender esta idea, ya que, el AVE lleva consigo la desaparición del tren de siempre. Puede que Vara no se entere. Pero no hay que olvidar lo siguiente: a día de hoy, Vara es defensor a ultranza de la refinería de petróleo en el corazón de Tierra de Barros, Extremadura. Vara en su día contó para justificar la creación de la refinería que nos podíamos permitir el lujo de contaminar un rincón de nuestra tierra, ya que, la teníamos muy limpia. Por cierto, lo anterior lo contó como médico -que ya es grave-. Vara sí se entera y su defensa del AVE y de la refinería le convierten en un irresponsable al servicio de este patrón mundial que se niega a cambiar el rumbo del barco para así evitar el colapso de la tierra -el AVE es un obra faraónica que devasta territorios y engulle dinero que bien podría ser invertido en salud, en educación o en las pensiones-. A Vara el futuro no le importa. Más que nunca hacen falta políticas respetuosas con el ciudadano y con el medio ambiente. Vara solo piensa en unos pocos privilegiados y en el hoy, devastador e insostenible.
Lo que más me duele es que la gente joven se crea este discurso decimonónico.

No hay comentarios: