31 diciembre, 2012

Año viejo.

Año viejo en Aldea Moret al estilo español. Dentro de unas horas, el monigote-mariano, será pacto de las llamas.

15 diciembre, 2012

Occidente.


Contra los abusos de la banca.

Contra los abusos de la banca. Hace un rato, en las calles de la ciudad.

¿La política del odio?

Desde que pasamos de la dictadura militar a la dictadura del mercado el PSOE de Extremadura se mantuvo fiel a la poltrona. Muchos años son esos. Cuentan que las personas que siembran odio, reciben odio. En las palabras de Pedro Escobar hay algo de eso. En todo caso no puedo dejar de dudar acerca de la política de las migajas. Siento que estamos perdiendo derechos en lugar de ampliar los que ya teníamos. Es como si el reformismo ya no sirviese para generar progreso.

09 diciembre, 2012

Anticomunista.

El otro día me llamaron anticomunista. La gente tiene la sana costumbre de etiquetar con mucha facilidad. Me gané la etiqueta al sostener lo siguiente. Le conté que la verdadera y única insurrección que haría avanzar al ser humano sería la que no atesorase ni ambicionase poder para el dominio. El poder tiene que ser distributivo y paritario. Añadí que imponer la igualdad recurriendo a la fuerza nos alejaría de la fraternidad. Es cierto que también dije aquello del muro. El muro de Berlín es un claro ejemplo de la libertad del zorro en el gallinero -añadí que en la actualidad hay otros muros visibles e invisibles que también estrangulan la libertad-. También dije que Stalin asesinó a muy buenos comunistas y que los responsables de lo que ocurrió en Katin no fueron los nazis alemanes. En todo caso, la etiqueta anticomunista no me corresponde.

03 diciembre, 2012

Mi pequeño gorrión.

Lo ignoraba por completo. Hay algo que me une a Stalin. A su hija la llamaba mi pequeño gorrión. En casa, Luara también suele escuchar lo mismo. 

02 diciembre, 2012

Indulto.

Hoy me he despertado generoso con el mundo. Por esta razón voy a indultar al Ministro de los Ministros, a Gallardón. Siempre sonriente, siempre dispuesto a practicar su deporte favorito: la violencia estructural -violencia, sin más-. Siempre sonriente, látigo de las mujeres que desean abortar. Siempre sonriente, condena a las mujeres pecadoras al infierno mientras les agasaja con presentes. A saber: menos dinero -todavía- para lo social, para la salud -al tiempo que pone en manos privadas la gestión de los recursos públicos-. El desahucio, la guinda del pastel. Dios es piadoso y él se encargará de criar a tu retoño -siempre sonriente, el gachó-. Hoy me siento generoso y le concedo el indulto a este Señor Ministro que probablemente a esta hora, se estará poniendo su disfraz -la máscara ya hace tiempo que se la quitó- para ir a escuchar condenas. El siervo de Dios espera al Ministro en su tribuna habitual. 

01 diciembre, 2012