03 diciembre, 2012

Mi pequeño gorrión.

Lo ignoraba por completo. Hay algo que me une a Stalin. A su hija la llamaba mi pequeño gorrión. En casa, Luara también suele escuchar lo mismo. 

No hay comentarios: