07 octubre, 2012

Pijos ácratas, reformistas...

Pijos ácratas, reformistas, personas con la voluntad manipulada. Es lo propio de una persona como yo: contradictoria, impura en cuanto a ideales se refiere. Por lo demás no me identifico con las sectas de ninguna clase. Y las jerarquías, ya se sabe. Son todas una porquería. Hoy hemos vuelto a salir a la calle.

No hay comentarios: