06 septiembre, 2012

Todo pasa.

Todo pasa. Me lo contó hace once meses. Tenía razón. Todo pasa. Lo bueno. Lo menos bueno. Lo malo. No hay manera de pararlo. Entonces sentía que tenía por delante todo un año. Y lo tuve. Pero quiero más. Más años como el que pronto pasará. Ignorando lo desfavorable. No emplear energía en lo accesorio. Mirando para otro lado. Todo pasa.

No hay comentarios: