24 febrero, 2012

Del Olmo.

Hacía mucho tiempo que no escuchaba a Luis del Olmo. Ayer, en su radio que no es precisamente un punto, antes de dar paso a un invitado, hizo una especie de introducción en la que Zapatero salió mal parado. Al expresidente se le había olvidado resolver lo de la dación en pago. Luisito parecía orgulloso de la nueva medida emprendida por el gobierno de Rajoy. El portavoz de la plataforma de afectados por la hipoteca tardó poco en desilusionarle. Esto demuestra que en estas radios de "centroderecha" también dan cabida a personas subversivas. Grandes palabras, lo del ministro son grandes palabras, le contó a del Olmo. Todavía recuerdo cuando el apasionado del botillo del Bierzo puso la mano en el fuego por su amigo, el que fue alcalde de Ponferrada, Ismael Álvarez. Del Olmo siempre fue contundente a través de las ondas: mi amigo es inocente. Al final parece ser que su amigo se quemó por poner la mano donde no debía y fue condenado por acoso sexual. Nunca he sabido si Luis del Olmo rectificó en público. En cambio su amigo ha regresado, no sé si escarmentado, a la vida política creando un partido político, de "centroderecha", claro está.

No hay comentarios: