23 enero, 2011

Se ha liberado un demonio. Cuatro.

Lo sé Juan Manuel, soy un ser descarnado y depravado al que le gusta la "pornografía" que hace Trier y Hanecke, entre otros. Me gustaría ver la cara que pones cuando descubras el cine porno de verdad. A lo mejor ya has visto alguna que otra película, pillín. Y lo mismo, te gusta. No te preocupes, se trata de algo bastante normal, vamos que no es malo. En cambio sí lo es, por ejemplo, el abuso de inocentes niños (yo también hago juicios), por personas rectas que visten o no, sotana.
En fin, Juan Manuel, de "cine infiernado", será la temática, si lo prefieres. Pero se trata de cine, de creación, de realizadores con una trayectoria. Yo no soy crítico de cine pero nada me impide defender aquello con lo que....disfruto. Creo que no tengo solución. Descarnado y depravado y, encima, disfrutando. Menos mal que quedan tipos como tú: tipos rectos que defienden la verdadera identidad cristiana.
Por cierto, el demonio, como tú lo llamas, nunca fue liberado. Siempre ha formado parte del lado oscuro del ser humano. Y luego, Juan Manuel, como bien sabes, diversos artistas a través de la pintura, la arquitectrua, la escritura y el cine, han reflejado nuestras bondades y miserias, las del ser humano, vaya.

Se ha liberado un demonio. Tres.

Juan Manuel es sincero y dice no ver nunca la televisión. Aunque luego ve algún que otro programilla, qué pillo eres, Juan Manuel. No le voy a criticar esto, faltaría más. En cambio me lleva el diablo (mi naturaleza descarnada), algunos juicios severos que Juan Manuel hace a las prácticas que no rigen su vida marital. "Otro día, me comenta un amigo, se dedicaron a encomiar los presuntos gozos del intercambio de parejas". En fin, no solo sabe el cine que nos conviene a los humanos sino que además nos recomienda sus gozos personales. Es un listo. Parece que se las sabe todas. Recomienda lo que le gusta y censura lo demás.

Se ha liberado un demonio. Dos.

Me ha hecho reflexionar y preguntarme acerca de dónde proviene mi naturaleza descarnada y mi falta de sensibilidad. He visto algunas películas de Lars Von Trier pero no la que menciona Juan Manuel. En cambio, he visto algunas películas de Michael Hanecke, incluida la que menciona Juan Manuel. No me parece que estas personas hagan un cine descarnado (parece que el diablo que anda suelto, me tiene el buen juicio anulado). Me gustaría preguntarle a Juan Manuel qué opinión le merece, por ejemplo, el cuadro de Goya, Saturno devorando a sus hijos. Lo mismo se espanta. O preguntarle acerca de esas otras obras que cuelgan, por ejemplo, en catedrales y en las que se ve a un Santiago rebanándoles el cuello a todos los "infieles" que se le cruzan. Lo mismo también le espanta. Parece que me pierdo pero me gustaría contarle a Juan Manuel que antes del cine de Trier o de Hanecke, mis ojos vieron cosas horribles aunque en el instituto destacasen, lógicamente, por su arte (no exento de una temática cruel). Mi naturaleza descarnada no tiene solución. Se lo preguntaré a Juan Manuel.

Se ha liberado un demonio. Uno.

Juan Manuel de Prada ha llegado a la siguiente conclusión: se ha liberado un demonio. Dice uno, menos mal. Solo así se explica el porqué de algunas políticas sociales llevadas a cabo en el pasado, algunas también en el presente, en Aldea Moret. También ha habido aciertos gracias a....Dios, se lo tendría que preguntar a Juan Manuel.
Un día más, por diversas razones, he vuelto a leer a Juan Manuel. Lo primero que me ha venido a la cabeza ha sido Simón, cuando al final de la película de Buñuel ("Simón del desierto", 1965), se deja tentar por el diablo. No sé si a Juan Manuel le gusta el cine de Buñuel o, por el contrario, lo define también como: "Un cine cada vez más descarnado en donde el horror de las imágenes se mezcla, en amalgama execrable, con la pornografía más extrema".

19 enero, 2011

Caras guapas.

Esa mañana nos concentramos a las puertas de correos. Pudimos concentrarnos en Aldea Moret o en muchos sitios más. Éramos pocos pero muy convencidos.

16 enero, 2011

Fumé.

Supongo que fumé en la adolescencia por imitación. Me parecía que todos fumaban. Me parecía que fumaban en todas partes. De hecho fumaban en todas partes. Supongo que también fumé por ese rito de paso. Aunque lo que en realidad creo, es que fumé debido a mi falta de personalidad. Ellos fumaban. Alguien tenía tabaco y había que fumar. Creo que nunca me gustó. Nos sentábamos a fumar en la vieja Unión, en Aldea Moret. Un día se nos acercó aquel hombre, el del camión, y nos preguntó qué tipo de hierba fumábamos. Habíamos liado tabaco con amapolas. Inocentes. Supongo que luego hicimos otras cosas por imitación o por falta de personalidad. Alguno de los mayores lo mismo tenía algo y se arrimaba o nos arrimábamos a él. La calle, lugar de encuentro. Menos mal que no nací en aquella otra época. Un día algunos dejaron de pisar las calles del barrio. Y las madres ya no tenían lágrimas. Menos mal que nunca entré a verle a su casa. La madre me dijo que fuera, que estaba allí, en la cama, así conocería de cerca las consecuencias. Menos mal que nunca le vi. Me quedé con otros recuerdos. Como cuando caminaba por la calle y me parecía alguien importante. A ojos de un chaval de mi edad me atraían aquellos mayores. Aunque de Sid supe más tarde, eran parecidos a él pero sin banda. Me llamaban la atención. El bar del barrio en el que se reunían...Eran importantes. Ahora sé que les engañaron.
Supongo que dejé de fumar porque no me gustaba. La gente que me rodeaba seguía fumando. Algunos, de hecho, siguen fumando. Parece que algo de personalidad tenía. Los que fumaban también tenían personalidad. O no la tenían. Nunca lo he preguntado.
Reconozco que ahora me gusta sentarme a comer en cualquier sitio y no oler a tabaco. Ahora es distinto. No tengo que airear la ropa. Lo sé. Puede que sea un egoísta.

Ayer.

Ayer estuve con él. Llevo todo el día pensando en ello. Otro día les invito a dar un paseo por Aldea Moret. Siempre me ha parecido una gran persona. Tiene una cualidad que le hace grande: la generosidad. Le deseo todo lo mejor en todos sus proyectos. Los chavales ya le están agradeciendo su cercanía y su generosidad.

10 enero, 2011

Podría ser...

...Aldea Moret.

Onda Cero.

Hoy me han invitado a participar en un debate en Onda Cero. El tema ha sido el nuevo reglamento de participación social y ciudadana, la división de la ciudad en distritos, la participación...ha servido para encontrarme de nuevo con el resto de compañeros que presiden el resto de distritos. Habrá más.

02 enero, 2011

Desde la ventana.

El 1 de enero al asomarme a la ventana pude ver el antiguo edificio de la minería al que iba a jugar de pequeño.

01 enero, 2011

Sueños.

Tomo prestada la felicitación a una bella persona que conoce muy bien el barrio de Aldea Moret.
Que el 2011 nos traiga energía (e hilos) para seguir tejiendo sueños.
Gracias, E.