25 septiembre, 2011

Un gran día.

Con el mayor respeto a las personas aficionadas a lo taurino.
Ruedo de la SER, menuda provocación. Ese programa tan aburrido y con tantos años en antena. Ese programa con esa sintonía tan...Desde el ruedo de la SER...la fiesta de los toros...la fiesta nacional, menuda provocación. Hace un ratito, mientras ultimaba las tareas domésticas, la radio de fondo. La sintonía taurina y el presentador arremetiendo contra el nacionalismo catalán. Cuenta, apenado, que José Tomás toreará por última vez en la Monumental, ya que, se cierra. Arremete el tipo diciendo que la fiesta de los toros se acaba en Cataluña debido al nacionalismo catalán. Casi nada. Menudo morlaco. Dice también que hoy es un día triste. Pues oiga, para los defensores de los animales, hoy es un día feliz. Oiga usted, nacionalista español, la fiesta de los toros en Cataluña ha llegado a su fin y no gracias al nacionalismo catalán. Su fiesta nacional de los toros, en Cataluña ha llegado a su fin, gracias a una iniciativa popular que el Parlament decidió aprobar democráticamente. Oiga usted, si como taurino pretende sumar, búsquese otras argucias. Recoja firmas, salga a la calle, manifiéstese pero haga el favor de no decir barbaridades escudado en su estúpido nacionalismo español. A lo mejor resulta que en este país hay personas que se sienten con otras nacionalidades. Pero por aquí, mejor no vamos. Lo dicho, si quiere sumar, sea más imaginativo.
Para los defensores de los animales hoy es un gran día y será más grande todavía cuando no se celebre una sola corrida. Y no se equivoque, tampoco me gustan los correbous y todas esas barbaridades que se han cometido por tierras extremeñas: tirar cabras de los campanarios, arrancar el cuello a los gallos subido a un caballo...

Ruedo de la SER, no me esperes. Toros sí, toreros no.

No hay comentarios: