17 julio, 2011

Parece que se han olvidado de la ética.

Hoy un hombre ha sido noticia en televisión. Ayer, en Vallecas, el hombre de la noticia, protagonizó una historia que no me interesa. Es decir no me interesa la historia que cuentan los medios de comunicación. Me refiero a esos medios que parece que se han olvidado de la ética, de la ética periodística o como lo queramos llamar. Sí, me refiero a esos medios que venden carnaza. Mentiría si negase que, en un primer momento, no he podido evitar la risa. El hombre de Vallecas estaba apresado. Dos policías le tenían retenido, uno a cada lado. Alrededor de ellos había más policías. Era el final de la historia. El hombre de Vallecas no llevaba camisa. Lo tenían apresado y al caminar, con un policía a cada lado, los pantalones se le iban cayendo. El hombre de Vallecas se ha quedado en calzoncillos. Los policías, impasibles. Contarán que por su seguridad no le han podido agarrar el pantalón al hombre de Vallecas. Las cámaras estaban ahí. Hoy las televisiones han mostrado a un hombre en calzoncillos. Parece que se han olvidado de la ética.

No hay comentarios: