16 julio, 2011

Espantacultura.

Esta mañana he estado paseando por Aldea Moret. En realidad he estado trabajando mientras paseaba. A finales de mes, desde la Cultural, vamos a entregar un informe al nuevo equipo de gobierno. He estado actualizando algunos datos, tomando nuevas fotografías, en fin, lo habitual en estos casos. Por último he ido al Embarcadero. Este edificio que ya forma parte del barrio tiene un espacio reservado en el informe. Me he emocionado con la exposición La vida cotidiana en Aldea Moret, he paseado por el huerto ecológico que han creado dentro del recinto y me he marchado deseando lo siguiente: que Elena Nevado no se convierta en una Espantacultura.

No hay comentarios: