20 mayo, 2011

De vuelta a casa.

No sé qué pasará después. No me importa. No todos los días la gente sale a la calle para mostrar su indignación. Y hoy toca. No sé qué pasará después. No me importa. La emoción es inmensa. La plaza como lugar de encuentro. Los corazones son grandes. Las propuestas, lógicas y necesarias. La que da sentido a todo: que se nos escuche. De vuelta a casa. No importa lo que vaya a ocurrir mañana.

No hay comentarios: