22 abril, 2011

La casta política.

El otro día mi amiga E. de Aldea Moret me envío un mensaje. Hurry up. En Intereconomía. Nuestra casta política. Obediente cambié de canal. Quiero creer que aquellas dos personas que estaban allí sentadas son una excepción en la política extremeña. Hay buenos políticos en la tierra. Tiene que haberlos. Sería lamentable tener la sensación de que uno está en manos de personajes como los que estaban allí sentados. El señor del PSOE que fue alcalde a los veintiún años parece que no sabía dónde se había metido. La encerrona fue escandalosa y, desde el principio, se les vio el plumero a los gatunos infectos. No tardaron ni un segundo en simpatizar con la alcaldesa del PP. Fue tan lamentable y tan triste la imagen que dieron de la clase política extremeña que no sé qué escribir. Un ayuntamiento que regala jamones, una alcaldesa que presuntamente hace un uso indebido de los coches oficiales, uno que fue alcalde en plena edad del pavo y que reconoce que de no haber estado en política hoy día sería más rico todavía. Un detective privado que ha estado espiando a la alcaldesa y que ha sido financiado por el partido local del SOE e incluso por simpatizantes del PP y una televisión que muestra el lado más oscuro del ser humano a través de sus directivos, sus periodistas vendidos y esa jerarquía eclesial que le reirá las gracias desde las cloacas de la conferencia episcopal.
En fin, pasé un mal rato. Anoche después de ver Toma el dinero y corre, misteriosamente fui empujado de nuevo a sintonizar el maldito canal. Lo pensé varias veces. No quería cabrearme y menos borrar de mi cabeza la escena desternillante de la pistola de jabón derritiéndose bajo la lluvia. Fue inevitable. Acabé poniendo el canal. Suspiré aliviado. Había una peli de Jesús de Nazaret. Es lo típico de unos directivos y de una televisión que arrastra una doble moral y a los que nunca se les ha ocurrido, como buenos cristianos, seguir a Jesús. Por cierto, la peli era bastante mala, en la línea fantástica e infantil propia de la iglesia oficial. Milagro por aquí y milagro por allá. Buen entretenimiento.

No hay comentarios: