29 abril, 2011

El salvador.

Hoy no hemos tenido asamblea en el barrio. Ayer quemaron un dragón y el miércoles la poli se lo pasó en grande poniendo multas. La patrona había bajado a la ciudad (este año a las mujeres les han permido cargar, todo un progreso) y el clásico prometía. La calle hasta arriba. La autoridad no perdona. Aquí se toman el oficio muy en serio. No pude ver el partido pero me alegré al día siguiente cuando supe que habían expulsado a Pepe. La última imagen que tenía de él era la de regalar al público repetidos cortes de manga. El director no me parece portugués.
Lo curioso es que el tipejo ha ofrecido su inteligencia para salvar al país. Yo tengo una petición para él y para su partido popular: váyanse a la mierda.

No hay comentarios: