20 febrero, 2011

Incoherencias.

Esta página del diario no la pienso arrancar. Desde el viernes algo me ronda en la cabeza que me tiene un tanto intranquilo. No me encaja, sencillamente.
El viernes pasado vinieron a la asamblea dos técnicos que forman parte del proyecto Cáceres Creativa, Ribera del Marco, Ayuntamiento de Cáceres. Nos contaron que el Ayuntamiento de Cáceres tiene un dinero para invertir en actividades diversas a lo largo y ancho del entorno de la Ribera del Marco. No hay tiempo y las actividades hay que realizarlas ya. La historia es así: tenemos a nuestra disposición, si lo deseamos, un dinero importante. Después de la reunión, una de mis compañeras nos comenta, que el dinero a gastar es elevado y debido a la premura para ejecutar las actividades, han tenido que contratar a más personal para garantizar que el dinero se va a poder gastar a tiempo.
Lo que me inquieta es lo siguiente: presentando la Ribera del Marco, a día de hoy, unos problemas acuciantes (Ribera del Marco Viva), me resulta de una gran incoherencia invitar a los colectivos para que derrochen un dinero en la organización de unas actividades sin tener tiempo para reflexionar. Gastar por gastar, la casa por el tejado, no priorizar los problemas y las necesidades. En definitiva, no saber gestionar la cosa pública.
La crisis no lo puede justificar todo pero este desprosito sí.

No hay comentarios: