19 febrero, 2011

El cambio posible.

El tiempo pasa y se avecinan posibles cambios. Ayer, en la asamblea reflexionábamos acerca de esto. Hay mucha actividad frenética en la ciudad, muchos proyectos, inauguraciones...llegamos a una conclusión: se avecinan posibles cambios en la gestión de la ciudad.
De haber cambio, no me gustaría que volviesen a entrar aquellos. Es una preferencia, un deseo, un posicionamiento. No me resultan simpáticos, tampoco buenos gestores. Probablemente nos animarán a salir de nuevo a las calles del barrio pero sufriremos, una vez más, las consecuencias: a lo mejor un día no nos ceden, de nuevo, un escenario para un concierto o a lo mejor otro día, volveré a tragarme el humo de su jodido puro y su arrogancia en su despacho municipal. Creo que no volveré a pasar por eso. No debo volver a pasar por eso. Aunque lo mismo todo ha cambiado. Hace ya unos meses invitamos a Elena Nevado a café y a churros mientras plantábamos árboles en el Cerro de los Pinos. Parecía muy atenta y sensible con los problemas del barrio. No me lo creo. Ya no soy tan inocente. Echando la vista atrás, Saponi nunca vio la necesidad de convertir el Cerro de los Pinos en un parque periurbano. Se avecina un posible cambio y Heras tampoco ha sentido la necesidad de crear ese parque para toda la ciudad. A lo mejor, seguramente, sí ha sentido la necesidad pero lo importante, creo, son los hechos. Y la crisis no lo puede justificar todo. En este caso ambos equipos de gobierno conocieron al detalle nuestra reivindicación: habilitar unas veredas en el cerro, instalar algunos bancos para el paseante y la mano de obra para la reforestación la llevamos aportando ¡Gratis! desde hace años.
Pese a los posibles cambios, algunos problemas importantes en nuestros barrios, están condenados al olvido.

No hay comentarios: