23 enero, 2011

Se ha liberado un demonio. Cuatro.

Lo sé Juan Manuel, soy un ser descarnado y depravado al que le gusta la "pornografía" que hace Trier y Hanecke, entre otros. Me gustaría ver la cara que pones cuando descubras el cine porno de verdad. A lo mejor ya has visto alguna que otra película, pillín. Y lo mismo, te gusta. No te preocupes, se trata de algo bastante normal, vamos que no es malo. En cambio sí lo es, por ejemplo, el abuso de inocentes niños (yo también hago juicios), por personas rectas que visten o no, sotana.
En fin, Juan Manuel, de "cine infiernado", será la temática, si lo prefieres. Pero se trata de cine, de creación, de realizadores con una trayectoria. Yo no soy crítico de cine pero nada me impide defender aquello con lo que....disfruto. Creo que no tengo solución. Descarnado y depravado y, encima, disfrutando. Menos mal que quedan tipos como tú: tipos rectos que defienden la verdadera identidad cristiana.
Por cierto, el demonio, como tú lo llamas, nunca fue liberado. Siempre ha formado parte del lado oscuro del ser humano. Y luego, Juan Manuel, como bien sabes, diversos artistas a través de la pintura, la arquitectrua, la escritura y el cine, han reflejado nuestras bondades y miserias, las del ser humano, vaya.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hacía tiempo que no me reía tanto, supongo que tu inteligencia no te dio para más. Verdaderamente patético.Por cierto,¿desde cuando Juan Manuel de Prada es sacerdote?¿Por qué esa comparación tan absurda? Desde luego intelectualmente estás a infinitos años luz de eseadmirable escritor que es Prada.

JuanJesusTato dijo...

Olvidaste firmar lo que escribiste, dar la cara, vamos. Menos mal que conservo aún algunos valores cristianos, propios del mismo Juan Manuel y perdono tu cobardía.
A seguir disfrutando.
Ve por la sombra y ojo, con el demonio.