19 diciembre, 2010

Matías Escalera.

Durante toda la proyección estuvo sentado delante de mí. Supe que era Matías Escalera cuando intervino como miembro de la mesa. Si el documental fue duro y emotivo, el mensaje de Matías aún lo fue más. Contó que le duele el alma cuando las personas dicen eso de "mejor no remover la mierda" porque la mierda son nuestros familiares abandonados en cunetas o en fosas comunes.
Me pareció toda una lección de dignidad que debería bastar para que los desalmados y los insensatos se queden sin voz de una vez por todas.
El hermano de mi abuela materna murió el 12 de noviembre de 1936 en el frente de Madrid. Tenía 22 años y el recordatorio que le enviaron a la familia decía: "Gloria y Honor y muerto por Dios y por la Patria". Algún familiar de Matías Escalera no corrió la misma suerte. No hubo recordatorio y fue sepultado de mala manera.
Es triste todo esto pero todavía hoy existe un gran abismo entre unos muertos y otros. Y algunas personas, algunas muy jóvenes por cierto, se empeñan en repetir el mismo ideal de aquellos golpistas que asolaron España y que escribieron la Historia a su manera: para eso habían ganado. Y si estas personas sirven de altavoz para propagar este mensaje inhumano es debido precisamente a eso: a su falta de humanidad.

2 comentarios:

Matías dijo...

Querido Juan Jesus, no recuerdo tu rostro, es una lástima, espero que volvamos a coincidir en un acto público de homenaje a nuestros mayores, y me gustaría darte un abrazo y agradecerte personalmente tus palabras en tu blog; veo que llegaron a quienes debían llegar con el espíritu con el que fueron escritas. Gracias por tu sensible y sentido comentario de las mismas. Es un honor estar contigo en este proyecto. Gracias Tato. Un fuerte abrazo

JuanJesusTato dijo...

Gracias a ti, Matías.
Un fuerte abrazo.