04 junio, 2010

El dinero público.

Hoy la empresa MONYSER pretendía facturar al Ayuntamiento de Cáceres mil setecientos euros . El servicio: señalizar el recorrido de la carrera de Moretito. Todas las partes implicadas sabíamos que el precio estaba hinchado de narices. Se trataba de dinero público y los organizadores, nosotros, teníamos que tomar una decisión. Ha sido fácil. Le he dicho que no sin contar con mi compañera de faena. Los teléfonos ardían y había que tomar una decisión rápida. A los gestores les he contado que mañana a las siete de la mañana con ocho botes de pintura que costarían treinta euros señalizaríamos, como siempre, el recorrido.
El asunto puede ser complejo pero fácil de resolver: tal como están las cosas, las empresas pueden pedir lo que les dé la gana. El Ayuntamiento de Cáceres, ante estas condiciones, no debería contratar nunca sus servicios. La razón: se trata del jodido dinero público y éste no debe entrar en los márgenes de ganancia de las empresas sin escrúpulos.

3 comentarios:

Una cacereña dijo...

Muy bien hecho, que no se lucren a costa del dinero público, que no nos engañen.

José Camello Manzano dijo...

En realidad, y dadas las circunstancias, tampoco costaba 30 €, sino los X euros por hora que debería haber pagado esa Institución, ya comprometida a ello, a la persona o personas que hubieran hecho el trabajo, por ejemplo gente del barrio con necesidad de obtener algún dinero para ir tirando. Que lo hiciérais es una nueva muestra de generosidad, determinación personal y brío que nunca, nunca vais a perder, porque es educacional. Y lo del ayuntamiento y su empresa afín, chantaje. Educacional, también. Gracias y salud.

JuanJesusTato dijo...

Un abrazo, Pepe!