23 marzo, 2010

Estos días.

Estos días han sido emocionantes. De los salones parroquiales de Aldea Moret, salieron ayer doscientas alegaciones firmadas. Y todo en apenas una hora y media (todo respaldado por el trabajo de Miguel Ángel, el parroco de Aldea, a lo largo del fin de semana). No me cuesta reconocerlo. Esa iglesia también me gusta y no podía ser de otra manera. Son compañeras y compañeros míos. Lo que me disgusta es la jerarquía eclesial y la de otras instituciones.
Al cabo de cinco años descubro en mi una evolución lógica y me atrevo a afirmar que Aldea Moret necesita un trabajo en la calle desde lo plural. Y lo estamos demostrando como el encuentro de ayer en la parroquia.
En fin, sabemos trabajar en equipo.
Esta mañana hemos entregado 214 alegaciones que servirán para algo. De momento me han demostrado que sabemos trabajar y convivir juntos.
Agustín Flores y Luis, Antonio Díaz, muchas gracias.

No hay comentarios: