11 febrero, 2010

A su debido tiempo.

A Patxi le conocí en Aldea Moret. Él me prestó el libro de Enrique de Castro "¿Hay que colgarlos? Una experiencia sobre marginación y poder". Yo comenzaba a trabajar con menores. Corría el año 2006. Era una época de mucha actividad en Aldea Moret. Siempre me quedé con ganas de viajar a Entrevías, Vallecas. Hace un par de años conocí a Andrés. Gracias a él, por fin, voy a viajar a Entrevías. El 30 de diciembre del año pasado Andrés me informó de un curso que organiza la "Coordinación estatal en defensa de los niños y de las niñas". El curso se llama "Formación política para la acción social con menores". Se trata de la cuarta edición y se celebra en Burgos, Madrid, Murcia, Logroño, Valencia y Cáceres. Entre los colectivos implicados en la organización del curso se encuentra la asociación "El Carro" de Cáceres. El tríptico que me pasó Andrés cuenta: "Desde la necesidad de espacios propios de formación que rompan el monopolio de lo académico y que estén vinculados a la realidad social y a la práctica cotidiana en proyectos autogestionados....". No necesitaba nada más para inscribirme y menos cuando Andrés me contó que la "Escuela sobre marginación de Entrevías" también era un colectivo implicado. El tríptico iba acompañado de una viñeta en la que hay un niño y lo que parece ser una educadora o una psicóloga...: "¿Cómo sabe que tengo problemas de aprendizaje? A lo mejor es usted la que tiene problemas de enseñanza?".
Haremos el curso Jara, Andrés, Alicia y yo y unas cuantas personas más hasta llegar a trece o quince, no lo recuerdo bien (hay una chica de Aldea Moret que ha oído hablar de la Cultural). Hoy nos han dado el material y nos han explicado el desarrollo de las sesiones. Habrá dos viajes a Madrid, a Entrevías, a la parroquia de San Carlos Borromeo. Dormiremos allí, en la parroquia. Esa parroquia que representa a esa Iglesia a la que tanto admiro.
El bueno de Patxi me llamó para contarme que había un curso muy interesante....el bueno de Andrés ya había difundido la buena noticia.
A su debido tiempo.

No hay comentarios: