15 octubre, 2009

El quinto año.

Pasaba por allí cargado de objetos. Le invitamos a pasar el día con nosotros y aceptó. Nos contó que era portugués y que se llamaba José (lo dijo en un espléndido español). Había estado en el mercado que todos los sábados se celebra en Aldea Moret. Sacó su manta y colocó sus objetos. Yo le compré una chaqueta. En realidad me la regaló Alicia. Este año el rastrillo ha vuelto a funcionar. Han predominado los objetos en lugar de la ropa. Todo ha sido intencionado. Lo que no ha funcionado una vez más ha sido el mercado asociativo. Ha sido algo que ha ido de más a menos. Este año creo que hemos tocado fondo. Agradecemos la participación de SETEM, Intermón Oxfam, IU, la artesana Julia López, la futura Recicrea y la RedMadre. La RedMadre se presentó por su cuenta. Estuvieron un rato recogiendo firmas y después se marcharon. Hemos echado mucho de menos a la CNT y a la CGT aunque Alfonso un año más estuvo con nosotros. El mercado asociativo ha dejado de tener sentido. Lo celebramos por la mañana y al no haber ninguna actividad la afluencia de público es escasa por no decir que nula. Hace falta un replanteamiento. La gente se cansa.

Hemos recuperado la comida. Aunque en realidad nunca desapareció. Todos los años Alfonso nos ha invitado a pisto con productos de la Ribera del Marco. Siempre se ha compartido comida. Lo que desapareció fue la comida popular para toda la gente del barrio. Las migas y la patatada del año 2005 tuvieron mucho éxito. A partir de ahí comenzó el declive. Las cosas se hacen partiendo de la iniciativa personal. Los años acomodan y ya tenemos cinco años. Sin publicitar, acordamos llevar un plato cada miembro de la asociación. Sacamos las mesas e invitamos a comer a todas las personas que estaban en la plaza.
Los juegos para niños fueron un éxito. Emi y Conchita trabajaron la parte teórica. También Emi desarrolló los juegos.
En cuanto a los conciertos: los chicos de AMEX son muy generosos. Este festival lo podrían hacer en cualquier otro lado...y han elegido Aldea Moret.

1 comentario:

esteff dijo...

Sabes que??

una amiga me dijo que estuvo escuchando al grupo de un amigo en mi barrio y yo andaba aqui, tan lejos de todo.

Sabes otra cosa?

Tu mujer fue profesora de donde estudie y vino con nosotros al viaje de praga y budapest allá por 2004, qué pequeño es Cáceres Tato! La próxima vez que me cruze con vosotros por la plaza os diré hola, de refilón, de esa manera en la que lo hace la gente que se conoce de hace mucho tiempo.

un beso!