02 mayo, 2009

Desde Aldea Moret.

Esta semana me he encontrado con Pepe Libre en dos ocasiones. El sábado pasado no pude ir a su fiesta y parece que tocaba vernos. Para junio montaremos temas de Bob Dylan, claro. Una de las cosas buenas del sábado fue la oportunidad de regalarle a Jesús una baqueta. De Bloomington conservaba una. Y ahora tocaba lo nuevo. Eres mi mejor batería. Y eso gusta y anima. Era evidente: la música tenía que ser algo más que medir el tiempo como un reloj. Era y es sentimiento. En fin, la carrera está cerca. Moretito une voluntades y el sol brilla en Aldea Moret.
Y habrá muchos 25 de abril.

No hay comentarios: